Andrés Iniesta, 35 años, hace un repaso a su carrera y explica cómo vive desde su domicilio en Kobe el parón de la liga japonesa y la recomendación de no salir debido al coronavirus, en una entrevista por videoconferencia concedida con motivo del lanzamiento del documental Andrés Iniesta, El héroe inesperado, de Rakuten TV.

—¿Cómo se gestó este documental sobre su trayectoria?

—Es una idea que siempre me rondó la cabeza. Una vez vine a Japón y tuvimos este gran cambio, y de la mano de Rakuten, comenzamos a trabajar.

—En el filme aparecen figuras clave de la historia reciente del Barça, como Van Gaal, Guardiola, Xavi o Messi. ¿Quiénes le influyeron más en su formación?

—Es difícil quedarte con personas determinadas. En mi vida he tenido una gran confianza en mis posibilidades, pero sin todo lo que he tenido a mi alrededor hubiese sido muy difícil avanzar. Quedarme con personas determinadas sería injusto… Y en el documental salen prácticamente todas.

—También se definen sus inicios futbolísticos como una «pesadilla»…

—Sí que ha sido lo más difícil de superar a nivel personal. A nivel deportivo hay muchas otras situaciones que forman parte del juego, del aprendizaje, de las lesiones y de circunstancias no tan relevantes (…). Ir a La Masía fue el paso más importante y el más duro por tener 12 años y separarme de mi familia, con la que siempre he estado muy unido. Ese paso fue terrible en el nivel personal, pero en lo deportivo todo el mundo hubiera querido estar en ese lugar.

—¿Ve cerca el final de tu carrera como futbolista?

—El documental es la mejor manera de constatar que de momento no para mi carrera deportiva. Sigo jugando al fútbol, disfrutando y sigo ganando títulos, algo impensable y difícil de conseguir en este club, de hecho es la primera vez que se consigue. Vivo el día a día con muchísima ilusión y esperando volver pronto a jugar.

—¿Cuáles son sus objetivos a corto plazo en Japón?

—Seguir ganando. Conseguimos la Copa del Emperador en enero, luego ganamos la Supercopa de Japón… Los objetivos al haber ganado títulos van subiendo, y el reto como club y a nivel personal es la J-League, que es el título de la continuidad y la constancia.

—¿Cómo lleva esta situación atípica sin entrenar ni competir?

—Es la situación que desgraciadamente nos ha tocado vivir y uno intenta no lamentarse. A día de hoy tenemos otras cosas positivas que nos permiten tener energía para superar esta situación.

—¿Cómo se mantiene en forma?

—Tenemos programas del club para mantener la forma física, tanto en casa como si podemos salir al aire libre. En la zona donde vivimos hay espacios para perderse, correr, caminar… No es lo mismo, pero intentas mantenerte para cuando toque entrenar y estar en las mejores condiciones posibles.

—¿Tienen alguna fecha concreta para poder volver a entrenar?

—Estamos pendientes de las noticias. En principio sería el próximo 6 de mayo (acaba el estado de alerta sanitaria en varias regiones de Japón). Pero hasta que las autoridades den luz verde, estamos a la expectativa.

—¿Cómo ve la evolución de la pandemia en España?

—Desde la distancia se ve con preocupación, con angustia, porque tenemos allí a familiares y amigos. Es complicado. Deseamos que se vuelva poco a poco a como todo era antes.

—El virus ha provocado la suspensión de competiciones y recortes salariales en el fútbol profesional, entre otros efectos. ¿Cree que este deporte volverá a ser igual que antes de la pandemia?

—El fútbol en sí me lo imagino igual. Lo que es la afición, la forma de vivirlo, creo que eso no va a cambiar. Pero habrá situaciones a nivel cotidiano que seguro que cambian.

—¿Se imagina jugando en estadios sin espectadores, como se ha hecho en algunos casos?

—Si pasa, será de forma excepcional. Al final todos nos retroalimentamos de lo que es el fútbol, jugar sin aficionados no tiene sentido. Puede ser una forma particular de jugar determinados partidos para concluir competiciones. Pero espero que algún día no muy lejano esto parará y esté controlado.

—¿Cómo vería el regreso de Xavi al Barça como entrenador?

—Sería una gran noticia…

—¿Se imagina haciendo pareja con él en los banquillos?

—No suena mal, aunque sólo es un hipótesis. Son cosas complicadas y es difícil que se den, aunque no son imposibles. Yo ahora mismo sigo jugando y él es entrenador. No sé si me sacaré el carné de entrenador o dónde estaré. Es decir, para imaginar o para inventar está muy bien, pero luego ya veremos. Lo que tengo claro es que personas o jugadores que han sido tan importantes para el Barca, creo que sería una gran noticia que pudiesen ir volviendo y pudiesen desempeñar funciones que estuviesen capacitados para hacer, añadió Iniesta.

Xavi, actual entrenador del Al-Sadd de Catar, rechazó el pasado enero una oferta del Barça para reemplazar al técnico Ernesto Valverde, y es la «piedra angular» del proyecto deportivo que presentará el aspirante a la presidencia del club catalán Víctor Font para las elecciones del próximo verano, según anunció este candidato.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here