El presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, ofreció la posibilidad de una financiación de 500 millones para los clubes de Primera y Segunda que puedan tener problemas ante la crisis del coronavirus y anunció una línea de subvención de hasta 4 millones de euros para el fútbol no profesional. 

«Queremos tender la mano al fútbol profesional. Estamos en disposición de ofrecer a la Liga sentarnos para buscar financiación para los clubes que puedan tener algún problema. Va a haber clubes que no reciban el cien por cien del dinero de la televisión, por eso hemos trabajado en una línea de al menos 500 millones euros para los que puedan tener dificultades y financiar el pago aplazado en los 4, 5 o 6 años próximos», dijo. 

Rubiales insistió en que «en el fútbol profesional también se puede adelantar ese dinero y financiarlo porque un ERTE en Primera y Segunda tiene otras connotaciones al de Segunda B o Tercera, porque los salarios son más altos».  «Creemos que con LaLiga se puede buscar un crédito sindicado con los tres o cuatro bancos más importantes del país. Vamos a poner como aval los derechos de los clubes y que los clubes puedan hacer frente a todo, para ellos será más fácil y ya lo tendrán previsto. Es lo que hemos hecho con los clubes modestos. Es una solución práctica y da solución a un problema que tienen los clubes de Primera y Segunda», apuntó. 

Después de mantener una reunión telemática con todos los presidentes de federaciones territoriales, Rubiales también anunció en una conferencia de presa la puesta en marcha de una línea de subvención para todo el fútbol no profesional, también el fútbol sala, que va a llegar hasta cuatro millones de euros, en función de la masa salarial y a coste cero. 

Sobre el desarrollo de los ERTEs tras el decreto del estado de alarma, Rubiales señaló que se trata de un tema patronal y sindical y reiteró la oportunidad que la RFEF da a los clubes que quieran seguir pagando a sus jugadores que lo hagan con esta línea de crédito a coste cero.

«Hay muchas medidas que ha puesto la Administración. Pueden estar controlados para que los más vulnerables puedan tener una compensación económica. Me preocupa la legalidad, que desde la RFFE se hagan las cosas bien y demos una línea a coste cero de financiación. Garantizamos que los jugadores cobren y damos aire a los clubes», apuntó.

Sobre la reanudación de competiciones, Rubiales insistió en que todas las competiciones están suspendidas totalmente y en que la prioridad de la RFEF ahora no es buscar fechas sino ayudar en todo lo posible a hacer frente a la situación que vive el país. «No queremos hacer cábalas ni pensar en fechas. Una temporada que ha empezado debe acabar, llegar al final sea cuando sea, no nos ponemos plazos y si sobran fechas veremos qué hacemos con la siguiente. Hay que dar la posibilidad a los clubes que pueden subir de ganárselo en el terreno de juego, la otra alternativa, que solo haya ascensos o solo descensos sería tremendamente negativo para todo el fútbol», aseguró.

Destacó que la RFEF se ha «desmarcado de reanudar lo antes posible» y que «la fecha tiene que ser la de la recuperación del país, de todos los afectados».

«Nosotros no elaboramos calendarios, trabajamos sobre todos los escenarios posibles. No hay partidos que sean un problema, hay que respetar todos los partidos, es momento de sumar», respondió al ser cuestionado por la reacción del presidente de LaLiga, Javier Tebas, a la petición del de la FIFA, Gianni Infantino, sobre un gesto solidario de las ligas.

Respecto a las finales de la Copa del Rey y de la Reina, el presidente de la RFEF mantuvo que la intención es que se jueguen con público cuando sea posible. «Nos tenemos que encomendar a otros factores que no controlamos, no sabemos qué van a permitir o aconsejar las autoridades, pero nosotros optamos por que puedan estar las aficiones, sobre todo por respeto a todos los que han participado», añadió Rubiales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here