Londres vs Inglaterra

0

No teman, no se trata de reincidir en una de las razones que dieron la victoria a los partidarios del Brexit: la venganza de Inglaterra sobre la élite londinense, curiosamente tan bien representada por Boris y sus secuaces. No, esto va de fútbol ficción, mientras la Premier League camina hacia su final sin mayores sobresaltos -aunque volveremos a comentar la actualidad en los próximos días-. 

En la tormenta de ideas que se desató durante el período transcurrido entre el referéndum y la salida del Reino Unido de la UE se coló una que pedía mantener a Londres en la Unión, cosa imposible desde cualquier punto de vista, salvo que Londres fuese un estado independiente y pidiese su anexión a la UE. Y aquí viene la ficción y el fútbol. 

Supongamos que esos pasos se dan. Londres pasaría a tener su propia federación independiente y según las normas internacionales, su selección y su liga. Es el mismo caso en el que se vieron las federaciones que formaban Yugoslavia y la Unión Soviética. Cada uno a la liga de su país, aunque su liga fuese más pobre y la suma de las ligas independientes mucho menor a las de la liga unificada. Es el precio futbolístico a pagar por una independencia, aunque el fútbol o el deporte profesional sean meros añadidos a la cuestión inicial. 

¿Podría Londres tener una competición importante con su propia liga? ¿Podría Inglaterra seguir siendo una gran liga sin Londres? En ambos casos creo que la respuesta es sí, pero siempre la suma de las 2 ligas por separado será menor que el valor de la liga conjunta. 

Más allá de que hoy en día la Premier se la disputen Liverpool y City, cabe recordar que el Derby de Inglaterra es el Liverpool-Manchester United y que hay grandes clubes en toda Inglaterra. Junto a los clubes de Liverpool y Manchester están los de la región de Birmingham (Villa, Wolves, West Brom y el propio Birmingham), los del noreste (Newcastle, Middlesbrough, Sunderland) o los muchos clubes de Yorkshire (Leeds, Sheffield United y Wednesday, Hull, Huddersfield, Barnsley) y muchos otros clubes fuera de Londres que han pasado por la Premier League en tiempos recientes. La liga perdería valor, pero aún sería una liga potente económicamente con marcas tan globales como Liverpool y United a la cabeza. 

¿Y Londres? Sería de las pocas ligas de un estado pequeño que resultarían atractivas. La ciudad en sí es un imán con el que atraer jugadores y sus familias con facilidad. No tiene el clima de Montecarlo, Madrid o Roma, pero tiene otras cosas. No pocos jugadores han fichado por un club un poco peor por estar en Londres. 

Tampoco cabe olvidar que Londres es posiblemente la ciudad más rica de Europa. Allí hay dinero para gastar en ocio y el fútbol no deja de ser parte de esa industria. La rivalidad de los clubes londinenses suele ser con sus vecinos. No existe una verdadera rivalidad Tottenham-United ni Liverpool-Arsenal. La rivalidad entre Arsenal y United era coyuntural, como la ocurrida entre el Liverpool de Benítez y el Chelsea de Mourinho en sus cruces en la Copa de Europa. 

Londres podría alinear a 3 grandes clubes europeos para empezar, con Arsenal, Tottenham y Chelsea. Junto a ellos, en la Premier League juegan esta temporada West Ham y Crystal Palace. La temporada pasada también estaba allí el Fulham y no hace mucho jugó en la Premier League el Queen’s Park Rangers. En el Championship esta temporada también juegan Brentford, Milwall y Charlton Athletic. Hasta 10 clubes absolutamente profesionales en la misma ciudad, capaces de hacer una liga más poderosa, sin lugar a dudas, que la escocesa y posiblemente más interesante que la mayoría de las de Europa con la excepción de las más grandes. En Europa solo Londres, y no hablo de ciudades en el área de influencia como Reading o Luton, puede dar cabida a tanto club profesional.

Resultaría interesante, desde mi opinión. Pero este es un experimento que sólo puede hacerse realidad en la ficción. Jueguen si quieren -siempre con la condición original- la Premier como está hoy es mejor que 2 ligas separadas. Pero la pregunta, el juego, el experimento, está ahí: ¿resultaría interesante esa liga de Londres?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here