El español Iván García Cortina (Bahrain) logró un meritorio triunfo en la tercera etapa de la París Niza, de 212,5 kilómetros entre Chalette-sur-Loing y La Châtre, al imponerse en un intenso sprint final al eslovaco Peter Sagan (Bora-Hansgrohe), en una jornada marcada por la lluvia y el viento tras la que se mantiene líder el alemán Maximilian Schachmann (Bora Hansgrohe).

García Cortina (Gijón, 24 años) hizo valer su potencia en los últimos cien metros de carrera, acelerando cuando vio el espacio dejado por el caos de una etapa bastante accidentada, y terminó llevándose los honores con un tiempo de 5h.49.55, quedando por delante del triple campeón del mundo y del italiano Andrea Pasqualon (Circus-Wanty Gobert).

El asturiano se tomó así una revancha particular este martes tras quedarse el año pasado a las puertas de conseguir su primera victoria World Tour en la clásica francesa, cuando el holandés Dylan Gronewegen le batió por escasos centímetros en el esprint de la segunda jornada en Bellegarde.

Considerado como uno de los valores más brillantes de la cantera española, el gijonés suma con este triunfo en territorio francés su segunda victoria como profesional después de la lograda la temporada pasada en el Tour de California. El joven corredor debutó precisamente el año pasado en el Tour de Francia.

En una jornada marcada especialmente por el viento en contra y la lluvia, Tom Devriendt (Circus-Wanty Gobert) fue el único corredor capaz de fugarse en los 4 primeros kilómetros, aunque no consiguió mantener la ventaja y fue cazado a 26 kilómetros de meta. Al contrario que en las dos primeras etapas, los abanicos no cobraron importancia y sí una caída en el tramo final en la que se vieron involucrados varios ciclistas.

Si el Guaje (cuyas dotes de clasicómano ha demostrado con creces) brilló en este desenlace final, la parte negativa se la llevaron algunos de los velocistas más fuertes del pelotón. Especialmente un Sam Bennett (Deceuninck-Quick-Step) que sufrió una caída a 500 metros de meta que, no obstante, no le impidió acabar la prueba a una mano. El irlandés ya había protagonizado antes una maniobra peligrosa con Nairo Quintana que pudo acabar con el colombiano en el suelo.

Quien se vio involucrado directamente en este accidente fue el francés Hugo Hofstetter (Israel Start-Up Nation), mientras que Pascal Ackermann (Bora-Hansgrohe) tampoco corrió mejor suerte en esta tercera etapa de la París Niza al sufrir una avería mecánica.

Por el momento, el alemán Maximilian Schachmann sigue manteniendo el maillot amarillo en la prueba gala, que ahora tendrá una contrarreloj individual de 15 kilómetros en Saint-Amand-Montrond que podría resultar determinante en la clasificación general.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here