La Strade Bianche, la Tirreno-Adriático y la Milán San Remo serán canceladas después de que el gobierno italiano haya decretado la suspensión de todos los eventos deportivos públicos hasta el próximo 3 de abril en prevención por el contagio masivo de coronavirus en Italia.

El gobierno italiano, en su intento por evitar la propagación de la enfermedad, ha decidido la interrupción de todos los eventos públicos que no puedan celebrarse en recintos cerrados, incluido el cierre de escuelas y universidades durante un mes. También se ha pedido a los ancianos, principal población de riesgo, que permanezcan en los posible en sus casas.

«Los eventos deportivos y las competiciones de cualquier orden o disciplina, llevados a cabo en cualquier lugar, públicos y privados, están suspendidos», dice el decreto. «Sin embargo, se permitirá la celebración de eventos y competiciones, así como las sesiones de entrenamiento de atletas competitivos, dentro de instalaciones deportivas a puerta cerrada. En todos los casos, las asociaciones deportivas y los clubes deben llevar a cabo los controles adecuados para limitar el riesgo de propagar el virus Covid-19″.

La drástica decisión del gobierno italiano significa que se permitirán algunos eventos deportivos celebrados en arenas cerradas, pero la naturaleza de las carreras en carretera significa que es prácticamente imposible limitar el contacto entre los corredores, el público y el personal de la carrera. 

RCS Sport, organizadora de la Strade Bianche y la Tirreno, trabaja ahora para que las carreras puedan disputarse en otras fechas a partir de abril, algo que no será sencillo por lo cargado del calendario ciclista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here