Dice Ursula K. Le Guin que la ciencia ficción significa «experimentar con la imaginación y responder preguntas que no tienen respuesta». En estos días de confinamiento la realidad nos oprime y la ciencia ficción es más necesaria que nunca para experimentar con nuestra imaginación gracias a galaxias muy, muy, lejanas, las tres leyes de la robótica o soñar con un señor azul que nos arregle el mundo. Y si no llegan a ninguna respuesta no se preocupen. Al menos, durante ese rato, habrán podido imaginar un mundo mejor (o peor) que el nuestro.

PELÍCULA: TRILOGÍA DE STAR WARS

No especifico qué Trilogía porque está claro que cuando se habla de LA TRILOGÍA de Star Wars estamos hablando de LA TRILOGÍA de Star Wars. No importa las veces que la hayas revisado ni que te sepas diálogos de memoria. Es eterna. Tanto es así que sólo sus primitivos efectos especiales nos chirrían en la actualidad. La historia permanece actual, al igual que la construcción de los personajes y su universo. Además, al revisar la trilogía te encuentras con la mejor película de la saga, El Imperio contraataca, con los momentos más míticos de Star Wars: Hoth, el «I love you», «I know» o la frase que más veces se ha citado mal en la historia del cine.

LIBRO: TRILOGÍA DE LA FUNDACIÓN, DE ASIMOV

La Serie de la Fundación de Asimov completa está formada por 15 o 16 libros (depende de a quién se le pregunte) divididos en el Ciclo de la Tierra, la Trilogía del Imperio Galáctico y el Ciclo de la Fundación. Yo recomiendo empezar por la Trilogía de la Fundación (Fundación, Fundación e Imperio y Segunda Fundación) porque se pueden leer como una novela independiente y si te engancha el universo puedes crear tu propio camino (terminar y saber el final de la saga o remontarte a los preludios de la Fundación y el Imperio.

SERIE: WATCHMEN

Probablemente sea la mejor serie de 2019. No es necesario haber leído el cómic antes, pero si lo han hecho agradecerán los continuos guiños que la serie hace a la obra de Alan Moore y Dave Gibbons. La historia televisiva se sitúa 34 años después de donde nos dejó la serie gráfica y conserva el hilo argumental gracias a antiguos personajes a los que se suman los nuevos creados por Damon Lindelof. Sí, el señor Lindelof es el creador de la fallida, pero paradigmática, Lost, y si ya pagó su redención con The Leftovers gracias a Watchmen ya le hemos perdonado hasta aquello del Oso Polar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here