Sin desborde, sin profundidad, sin apenas remate y sobre todo, sin esa supuesta fiabilidad defensiva, el Real Madrid confirmó en el Villamarín, que su mejoría del Clásico tras las derrotas ante City y Levante, y el empate ante el Celta, es pura ficción. La realidad de este equipo es que los blancos llevan demasiado tiempo viviendo en el alambre y al final el fútbol no miente.

Que el Madrid pudiese salir líder de Sevilla se debe solo a una circunstancia, y esta se halla a 600 kilómetros de la capital, en Barcelona. Los culés, a falta de once jornadas para acabar la liga, ya han perdido más puntos este curso que en toda la temporada anterior, de llevar la linea habitual de estos últimos años, los de Zidane ya estarían a siete u ocho puntos de desventaja frente a los culés.

Los blancos están muy lejos de ser un equipo mínimamente fiable y han perdido puntos ante cinco de los nueve últimos clasificados. Zidane lleva un año entero dando palos de ciego con cambios y alineaciones absolutamente incomprensibles. Cambios que ya le han costado a los blancos caer eliminados en Copa con una alineación sin pies ni cabeza, y viajar a Manchester con una desventaja que les obliga a ganar por dos goles. Así que, analizar el fútbol de los blanco es como intentar definir de qué va vestida una modelo de Agatha Ruiz de la Prada.

Hace meses, y ante la falta de gol, se valoró como un paso al frente que el equipo se blindase en defensa. La idea, muy italiana, era dejar la puerta a cero, y que un gol te bastase para ganar los partidos. Amparados en ese plan tomaron protagonismo jugadores como Valverde y Mendy, que sumados a Casemiro y al lento mejorar de los centrales, acorazaban al equipo. La principal diferencia entre ese Madrid  de puertas a cero y el de principio de temporada, era defensiva. Arriba, por más cambios que haga, el equipo sigue igual, no solo no hay gol, es que el plan de ataque es el que es. Solo Vinicius, y a su manera, es “autosuficiente”. Es el único capaz de crear situaciones de gol  «de la nada». Sin Hazard, el equipo carece de desborde, de 1×1, y sin llegada hasta la línea de fondo, donde los centros al área sí son peligrosos, abusar del centro lateral desde tres cuartos, pases sencillos de defender para los centrales que los reciben de cara, es un regalo, además de carecer de un rematador en el área.

La clave y la coartada en esos meses de resurgir blanco, era dejar la puerta a cero. Pero Zidane, en una más de esas decisiones suyas difíciles de entender, ha decidido en los últimos cuatro partidos sentar a Mendy, al que se le había visto dominante en defensa ante todos los rivales en liga, y cuya presencia evitaba que Ramos tuviese que caer a esa banda, permitiéndole jugar con más desahogo por dentro. Pero también le ha sumado la ausencia de la otra pata que sujetaba el entramado defensivo, que es el que además permite al Madrid presionar muy arriba: Valverde. Devolver a Marcelo a la titularidad y volver al medio campo con Casemiro, Kroos, Modric, Lucas y Vinicius acompañando a un Karim vacío fisicamente, es volver al año pasado, a los huecos en defensa, a la ausencia de presión alta y a los duelos perdidos.

El Betis no necesitó hacer un gran partido para ganar al Madrid, y esa es la realidad de este equipo, que ni el Mallorca, el Levante, el Betis, un PSG cargado de suplentes o un City que navega en la Premier a 17 puntos del Liverpool, han necesitado hacer un gran partido para ganar este año a los de Zidane. Que Valladolid, Villarreal, Atleti, Brujas, Betis, PSG, Valencia, Barça, Athletic o Celta sin mostrar sus mejores caras le han empatado. Y eso no es casual.

Zidane: Hoy podríamos hablar y preguntarnos el porqué de la ausencia de Valverde, sin él no hay presión alta. Podríamos hablar de la ausencia de Carvajal y lo que su ímpetu da en esa banda. Podríamos hablar de la ausencia de Mendy, y lo que todo el mundo ya sabe que significa que Marcelo “defienda” en la izquierda. Podríamos hablar de hasta donde le llega la gasolina a Modric o del ritmo de juego de Kroos, y que alguien, Zizou, en este caso, explicase por qué no han jugado unos y sí han jugado otros. Pero al final no es más que repetir lo que ya hemos visto y escrito muchas veces este año. Lo evidente es que hay un enorme déficit de estrategia, de trabajo de entrenador, y aquí hay muchas carencias defensivas y carencias ofensivas que van más allá de un posible fichaje o de un estado de forma de algún jugador. Hay aspectos del fútbol que se entrenan, y que los demás equipos, con plantillas muy inferiores, sí tienen, y que este Madrid no tiene. Y ahí sólo se puede señalar a Zidane.

Courtois: Dos paradones que esta vez no sirvieron para dejar la puerta a cero. Hoy la defensa fue una feria, y en días así, ni el mejor Casillas salvaba al equipo.

Militao: Los que le vimos jugar en el Oporto ya lo avisamos, pese a su presunta capacidad para jugar en banda, no es lateral y en la cal sufre, más ante jugadores rápidos y hábiles. Su gran problema no es su partido de hoy, es que Zizou no cree en él como central y por eso en los últimos 14 partidos solo ha jugado dos, y eso se llama realidad. El central más caro de la historia del Madrid no juega nunca ni para dar descansos.

Ramos: Que Marcelo juegue en banda izquierda mediatiza los partidos del central, obligado a pisar zonas donde su velocidad se ve comprometida. Lento en demasiadas acciones, se le notó acelerado en su búsqueda de posiciones de remate. 

Varane: Lo de siempre, dejó tres o cuatro carreras donde se lució como velocista. Serio en defensa donde no se permite lujos, torpón con el balón, en su línea de secundario

Marcelo: ¿El desorden como solución? Ya no. Hace un par de años, su desorden beneficiaba el juego del Madrid, ya que en ataque era indescifrable, pero ahora ya no es así, que aparezca en el punto de penalti en una jugada cuando se olvida de su banda ya no compensa. Hoy volvió a ser más un problema que una solución. 

Casemiro: Con Mendy y Valverde, Casemiro se mostraba más dominante al tener que ocupar menos campo, hoy volvió a pesadillas pasadas, a tener que abarcar muchísimo campo sin ayudas, y su físico no le da. Correcto en defensa e insustancial en ataque.

Modric: Le costó entrar en el partido. Sacó a relucir su clase en algunas acciones, pero ya no tiene gasolina para 90 minutos, ni para tener una presencia continua en el juego.

Kroos: Una de las cualidades de Valverde es que logra con su juego que Kroos y Casemiro estén más cómodos, sin él, el alemán se ve obligado a ocupar defensivamente demasiado campo, más cuando Marcelo juega en esa banda. Hoy además le faltó un socio para su juego. Mal partido.

Lucas Vázquez: Correr, correr y correr. Nadie le puede negar eso, pero ¿quién comprende que terminase el partido y Bale no jugase ni un minuto, con el marcador como estaba?  

Benzema: Zidane le ha exprimido como a un limón y ahora anda sin chispa ni velocidad, y hasta da la sensación de estar mentalmente cansado. Su error en el segundo gol del Betis es propio de un jugador desconectado.

Vinicius: Un par de carreras y poco más. Vini es hoy un jugador contextual, fuera de determinados contextos de partido es un futbolista intrascendente.

Mendy: Que no juegue y sí lo haga Marcelo es, a todas luces, inexplicable. 

Mariano: Ocho meses sin ir ni concentrado, hace un mes se le intentó vender en el mercado invernal porque no se contaba con él, hace cuatro días era el tercer delantero y ahora juega antes que Bale, Jovic y Rodrygo

Valverde: Jugándose el Madrid el liderato descansa el jugador más importante del once junto a Casemiro. Y juega 10 minutos…

1 Comentario

  1. Sr. Lucas no se puede criticar por hacer algo y criticar también por hacer lo contrario, eso tiene un nombre.
    Usted señala la mala gestión de Zidane por NO dar descanso a Benzema, que si limón exprimido y tal.. a continuación vuelva a incidir en la mala gestión de Zidane por SI dar descanso a Valverde en un partido contra el Betis ( de la mitad de la tabla hacia abajo ). En qué quedamos? Porque da la sensación de que cogió carrerilla a la hora de escribir con la mala gestión y se paso de largo cargando tintas como un pollo sin cabeza, criticar por critica y eso no esta bien, utilice su analitica mejor

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here