Los discursos populistas tienen un gran arraigo entre la gente y el mundo futbolístico no es diferente. En base a ello, Simeone ha logrado instalar en el Atletico de Madrid la idea del David contra Goliat, en el que el Cholo siempre asume el papel de David peleando contra un gigante, sin que nadie le diga que desde hace años el equipo colchonero pasó a formar parte de la familia de los Goliat, puede que no siendo el más grande ni el más fuerte de ellos,  pero sin duda, es a todas luces un Goliat.

 Un equipo capaz de gastar más de 100 millones en un futbolista como Joao Félix, de hacer fichajes de 30 millones como relleno y tenerlos como suplentes, jugadores como Llorente o Vitolo, capaz de fichar a un futbolista por 70 millones, como Lemar, y no utilizarlo, tener como delantero centro suplente a Costa, futbolista por el que el Chelsea ya pagó 70 millones hace unos años, mantener en su portería a Oblak o ir al mercado invernal, dispuestos a pagar 20 millones de traspaso y más de 15 de ficha por un jugador de 33 años como Cavani.

El Atleti es un equipo con internacionales en todas las líneas, siendo muchos de ellos titulares en dichas selecciones. Con el mejor portero del mundo defendiendo la portería,  Lodi, posible lateral zurdo del Brasil del futuro, Giménez central titular de Uruguay, Trippier internacional inglés, Savic o Vrsaljko titulares con Montenegro y Croacia, Saul , Koke o Morata habituales en las convocatorias de la Roja… En fin, nada parecido a un David.

Bajo ese discurso del débil, el Cholo ha creado un estilo futbolístico de equipo menor, estilo que le ha servido para ganar muchas batallas, pero que sin duda ha sido la clave para perder las guerras. Por eso hace tiempo que se le lleva pidiendo un paso al frente en cuanto a juego, ese paso táctico que le permita mirar a los ojos a equipos con los que debe competir como un igual. Recordemos que este Atleti ha jugado, no hace mucho, dos finales de Champions, las mismas que el equipo con el que se enfrentaba ayer, el Liverpool.  Curiosamente ambos las perdieron ante el Real Madrid, un equipo que esté en el momento que esté nunca se cree un David; si hay un Goliat son ellos, aunque en más de una ocasión no lo fuesen, o al menos, como este Atleti, solo perteneciesen a la familia de los Goliat.

Ayer, el Atleti, salió en su campo, con un dibujo y una idea de equipo pequeño, regalándole el campo y el balón a los de Klopp, un 78% de posesión de los ingleses. El Atleti se instaló jugando con 9 futbolistas por detrás de la línea del balón, lo cual impide escalonar cualquier tipo de salida mínimamente regulada, dejando el ataque a una carrera de Morata tras un pelotazo o a lo que pudiese aparecer tras un balón parado. En defensa jugó más de 70 minutos del encuentro metidos en su campo, muchos de ellos defendiendo su área. Los del Cholo eran locales y se jugaba en el Wanda.

Todos los que hoy hablan de magisterio táctico o lección a Klopp lo dicen mirando al marcador más que al campo y han olvidado lo que pensaron, dijeron o escribieron tras un partido similar hace un año ante la Juve.

Que el Liverpool se marche del Wanda sin un solo disparo entre los tres palos habla de cómo fue la defensa rojiblanca, sin duda impecable, pero en mi modesta opinión, también habla y mucho de quién es este Liverpool; un equipo cuya realidad igual es menos poderosa de lo que nos habían contado muchos informadores; vista ayer, tal vez  los de Klopp sean un Goliat mucho menos Goliat de lo que no habían vendido, un equipo con muchos más defectos en su fútbol de lo que muchos pensaban, y con muchos futbolistas menos diferenciales de lo que se escribe y se escucha (que fácil es el halago y qué difícil es el análisis).

Mirar el número de pases, el mapa de calor o los tiros a puerta de los rojiblancos jugando de locales, al menos a mí, me sonroja y no me habla de un partido épico, memorable o histórico, sino todo lo contrario. Hace dos semanas yo mismo critiqué en estas páginas al Madrid de Zidane por sus pírricos cinco disparos a puerta ante el equipo de Simeone en el derbi.

Todos sabemos lo difícil que es jugar ante este Atleti, un equipo dificilísimo de vencer, pero al que el propio estilo del Cholo ha hecho que para ellos sea muy difícil también ganar, porque dedican sus fuerzas a defender, porque ha convertido al Atleti en un equipo que sale siempre con un perfil bajo de equipo pequeño, que tiene en defenderse su único argumento, como hizo ayer, defenderse, pero que también les ha convertido en un equipo al que el 0-0 les vale, que es un resultado donde se encuentran cómodos, que ese 0-0 creen les acerca a la victoria y si no es así, ya saldrá Simeone para hablar de David y de Goliat, de presupuestos, de transatlánticos, de Messi o de Cristiano y lo hará, además, olvidándose de que él es el entrenador mejor pagado del mundo.

Para mí, hay un detalle que define el partido de ayer, un partido que termina, sumando los remates de los dos equipos, con dos disparos entre los tres palos… ¿Épico?, como diría esa gran filósofa televisiva que se llama Adara, ¡Madre mía!

5 Comentarios

  1. Por comentarios así tiene el Atlético las Copas de Europa que tiene. La autocrítica es el primer paso para la mejora y la condescendencia el mejor atajo hacia la mediocridad.

    • El Atlético de Madrid no tiene porqué tener ninguna Copa de Europa o tener dos o tres perfectamente igual que el Valencia o el Arsenal que tampoco las tienen pero por historia y grandeza las podrian tener, y como del mismo nivel las tienen Benfica, Borussia o Porto
      El fútbol no se mide en función del equipo mas laureado del planeta, que objetivamente es diferente a todos los miles de equipos que existen.
      Todas las aficiones se emocionan exageradamente por sus triunfos sean de la escala que sean excepto los de ese equipo y entonces establecen cual debe ser el nivel «normal» de apasionamiento precisamente de quienes no sienten ninguna emoción sobre este deporte pues solo les satisface ganar exclusivamente y si no lo hacen, pues es imposible ganar el 100 % de partidos, nunca es mérito de los rivales si no «que ellos no están bien»
      Diego si es del Atleti debería saber que todos los medios sin exclusion son antiatléticos, lo que impide que haya críticas reales sobre los problemas que tenga el Atléti en cada momento, si no lo es pregúntese si se considera suficientemente informado y objetivo para opinar.

  2. Parafraseando otro título del autor «Yo no soy antiatlético pero…»
    Y respecto a las guerras supuestamente pérdidas habrá que citarlas porque a lo mejor se refiere a cómo ganó su equipo las finales de Milán o Arabia…eso sí que es nauseabundo, como lamentable escribir sobre a quién se odia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here