José Miguel González Míchel, entrenador de los Pumas UNAM, líderes del fútbol mexicano, reveló este martes que se siente muy a gusto en México. «Estoy fenomenal aquí, mejor que en otros sitios incluso de Europa, y no porque sean buenos o malos, sino por lo que vivimos ahora. Tenemos mucha ilusión de seguir. Eso sí, el picante me sigue ganando, no puedo con él».

Míchel cumple su segunda temporada con los Pumas, un equipo con presupuesto modesto, al que tiene en el primer lugar del Clausura, en parte por la buena planificación que hizo, según sus palabras. «Era sustancial dar un vuelco al vestuario. No es que los que se hayan ido fueran malos, sino que debíamos regenerar la cantera y ocupar de acuerdo al plan a los jugadores novatos, darles confianza, consejos y seguridad. Y hasta el momento ha salido todo bien».

Pumas aparece en la cima del Clausura con cuatro triunfos, dos derrotas y 14 puntos tras vencer al Toluca el fin de semana; el cuadro universitario es el de mejor ofensiva con 15 goles y el único invicto del torneo después de seis jornadas. «Ha sido fundamental jugar como equipo, ser regulares. Mis jugadores se han dado cuenta de que hay que dar un paso adelante. Siempre es mejor progresar desde la victoria. En México es difícil ser regular, pero también irregular porque aunque se ande mal existe la oportunidad de engancharse a la liguilla».

Míchel, que dirigió a equipos como Rayo Vallecano, Getafe, Sevilla, Olympiacos, Olympique de Marsella y Málaga, se empeña en reverdecer las categorías inferiores de los Pumas con un ambicioso plan de despegue para los jugadores que forma desde abajo, con la mentalidad de competir, antes que pensar en el campeonato. «Seguro que tener dinero para armar un plantel debe ser estupendo, pero nosotros nos divertimos más explorando el talento de los jugadores. ¡Hombre! De Pumas salió Hugo Sánchez, o sea, talento existe. Quiero un equipo competitivo y para eso debemos respetar la cantera que es nuestro fondo de armario».

Míchel reconoció que se siente satisfecho con los refuerzos que trajo como Alejandro Mayorga, Sebastian Saucedo y, sobre todo, con el delantero argentino Juan Ignacio Dinenno. El sueño es entrar en la liguilla como un paso natural de su etapa en los Pumas. «En España el éxito para un equipo es quedar en octavo o noveno con una plantilla modesta, aquí es diferente y se le debe dar el valor de la dificultad a la liga mexicana. Aquí quedar a la mitad de la tabla no te sirve si no entras a la liguilla. Espero que los jugadores que tenemos continúen así de bien».

Los Pumas UNAM lideran la liga, pero perdieron la posibilidad de continuar en la Copa, algo que le dolió a Míchel pues siente que era la oportunidad para que los jóvenes tuvieran más minutos de juego. «Decidimos jugar con los chicos la Copa; era la opción de que crecieran, no salió. Los ingresamos con el primer equipo y eso ha aumentado la calidad».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here