Los organizadores del maratón de Tokio, que se correrá el próximo 1 de marzo, recomendaron este viernes a todos los corredores chinos o residentes en ese país que se hayan inscrito en la prueba que no asistan a la misma por el brote de coronavirus. «Debido a los cambios en las condiciones de entrada (en Japón), nos gustaría pedir a todos los corredores inscritos residentes en China que se abstengan de participar de forma voluntaria», señaló este viernes en un comunicado la organización de la prueba, una de las grandes del Maratón Mundial (WMM, de sus siglas en inglés).

A raíz del brote del COVID-19, las autoridades niponas aplican actualmente la prohibición de entrada en el país a los viajeros originarios de las provincias chinas de Hubei y Zhejiang o a quienes hayan pasado por ellas en las últimas dos semanas.

Los organizadores del maratón añadieron que ofrecerán participar de forma gratuita en la edición 2021 de la carrera a aquellos deportistas que estuvieran ya registrados para la de este año y se abstengan de participar. Esta opción se ofrecerá a unos 1.820 atletas de diversas nacionalidades domiciliados en China que ya se habían inscrito y habían pagado la tasa de participación.

La carrera de fondo contó el año pasado con 38.000 corredores, y su 14ª edición se celebrará en la capital nipona a unos cinco meses de que comiencen los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here