No hizo falta una de las mejores versiones del Liverpool para derrotar con cierta comodidad a un United que mostró una de sus mejores caras. Aun así, el 2-0 parece un poco corto, tal es la distancia en la actualidad entre ambos clubes. Decía en la previa al partido que rara vez Liverpool y United compiten cara a cara por el titulo de liga y esta temporada no es una excepción. En realidad nadie compite con el Liverpool esta temporada, aunque Klopp diga que los récords no son medallas y que aun no se ha ganado nada. Tiene razón, pero los rivales saben que el Liverpool ha ganado la liga, lo saben los medios, las casas de apuestas y lo sabemos los aficionados. De hecho también lo sabe Klopp, aunque no lo admita públicamente. Necesita que sus jugadores crean, pero no se lo crean, entiendan el pequeño matiz.

La superioridad del Liverpool se debe a la calma y tranquilidad en el trabajo, por mucho que Klopp nos ofrezca su versión alocada y apasionada en la banda. Club y entrenador sabían qué jugadores fichar, no buscaron un plan B o un plan C. Klopp quería a van Dijk y esperaron; querían a Alisson y pagaron lo necesario; el United quería a Modric u Ozil y acabaron fichando a Fellaini, que se parecen lo que un huevo a una castaña. La lista de errores en el Liverpool esta prácticamente vacía; la plantilla del United parece un Frankenstein de peticiones medio atendidas de entrenadores variopintos. No solo el United se ha ido equivocando; la plantilla del City tiene claros agujeros en defensa pese al perfeccionismo de Pep y el Tottenham ha perdido la oportunidad de crear algo con Pochettino cuando lo tenía cerca y ahora lo ve todo mas lejos a los mandos de Mourinho. El Arsenal sigue los pasos del United post Ferguson, como si no hubiera mejores ejemplos que imitar. Arteta está trabajando en rectificar y, aunque hay avances, el viaje es largo.

Con la liga resuelta y los cuatro primeros más o menos confirmados por la incapacidad de Arsenal, United y Tottenham de acercarse a un Chelsea fallón o un Leicester en pleno bache, el partido más importante de la jornada lo disputaron Norwich y Bournemouth, jugándose quien certificara su descenso primero. El partido se resolvió con una de las mejores paradas de la temporada. Cook logró levantarse del suelo y desviar un remate de Duda, debutante del Norwich. Para desgracia del Bournemouth, Cook es su defensa central y por ello acabó expulsado y el penalti fue convertido, todo aun dentro de los primeros 20 minutos. Eddie Howe, entrenador del Bournemouth, dijo que hubiera sido mejor dejar que el balón entrase e intentar remontar con 11. No pudieron y perdieron 1-0.

Ambos tienen mala cara. El Norwich tiene la plantilla más barata de la Premier y su plan pasa por una permanencia milagrosa o usar la experiencia (y el pago paracaídas de la Premier) para volver. El West Brom hizo eso durante 5 temporadas, donde fue un auténtico equipo ascensor. Tras 3 ascensos y 2 descensos consiguió asentarse durante varios años en la Premier. El Bournemouth se ha entregado a Eddie Howe, su entrenador, que tiene las llaves del club y no es lenguaje figurado. También han usado un modelo sostenible, fichando con cautela, preparándose para lo que hoy ya parece inevitable para un club con un estadio pequeño. A Howe nadie le ha discutido nada en todas estas temporadas, ni él se ha planteado buscar otros retos en otros clubes. Han sido felices de la mano y el club no le va a cesar – ha sido el propio Howe el que ha dicho que evaluara su situación. El Bournemouth podría usar el ejemplo del Burnley, que mantuvo a su entrenador, Dyche, tras descender y volvieron inmediatamente. Howe merece la oportunidad de devolver al Bournemouth a la Premier, si el descenso acaba por consumarse.

El tercer descendido es más difícil de identificar. Tiene muchas papeletas el Aston Villa, que no termina de jugar bien ni de encadenar buenos resultados. Todo depende de su jugador estrella, Jack Grealish, un jugador aún joven, con talento y buen disparo sobre el que recae toda la creatividad del equipo y que el año que viene jugará en un club mejor. Un solo punto por encima del Villa está el Watford pese a que llevan una buena racha de resultados. La recuperación ha llegado de la mano de Troy Deeney, capitán y Mr. Watford en la misma medida que Grealish lo es en el Villa. Pearson, el nuevo entrenador – el tercero de la temporada – simplemente ha pedido a su equipo intensidad, correr más y mejor actitud. Eso no suele ser bastante, pero solo descienden 3 equipos. Villa y Watford se enfrentan el Martes 21 en Birmingham, en un partido que puede ser tan dramático como el Norwich-Bournemouth.

Otro equipo cerca de la zona baja de la tabla es el Brighton, pero cada vez que se ven cerca de los 3 últimos logran sacar resultados. Esta temporada el club ha buscado un entrenador un poco más progresivo y el equipo ha jugado mejor. Potter, que se tuvo que buscar la vida como entrenador en Suecia, debuta esta temporada en la Premier y las impresiones son positivas. Si el martes ganan en Bournemouth tendrán 8 puntos de ventaja sobre sus rivales.

Por último, el club que estaba en todas las quinielas y se resiste a verse en la zona de descenso es el Newcastle. Juegan muy poco al fútbol, pero su trabajo y su actitud es encomiable. Bien cerrados atrás mantuvieron su portería a cero en la visita del Chelsea. Como guinda a su disciplina, gol en el descuento y victoria por 1-0. Para sorpresa de los aficionados, los propietarios, la prensa y el propio Steve Bruce, entrenador del equipo, el Newcastle presenta mejor trayectoria que las temporadas de Benítez.

Wolves, United, Arsenal, Tottenham, quizá el Everton e inesperadamente el Sheffield United toman parte en un juego peligroso, una pequeña liga en la que nadie quiere ganar, el quinto puesto. Querrían subir en la tabla para acercarse al cuarto puesto, pero casi prefieren evitar clasificarse para la Europa League, sobre todo si empiezan en julio. De todos ellos es posible que el Wolves sea el más fiable y el único que pudiese dar caza al Chelsea de Lampard. Hasta que el jueves, cuando le visite el Liverpool, pierda el partido y vea al Chelsea un poco más lejos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here