Nueve personas viajaban en el helicóptero que transportaba al exbaloncestista estadounidense Kobe Bryant y su hija Gigi antes de estrellarse este domingo en el condado de Los Ángeles (EE.UU.) sin dejar supervivientes, informaron las autoridades locales. Según el informe de vuelo —la lista de pasajeros y tripulación de una aeronave antes del despegue—, en el helicóptero viajaban nueve personas, aseguró Alex Villanueva, alguacil del condado de Los Ángeles en conferencia de prensa.

Sin embargo, el oficial no quiso confirmar por «respeto» a los familiares» si entre los pasajeros se encontraba la antigua estrella de la NBA y su segunda hija mayor, Gianna María Onore, de 13 años. Alicia Weintraub, alcaldesa de Calabasas, localidad donde se produjo el accidente, había indicado previamente en un comunicado que Kobe Bryant estaba a bordo de la aeronave.

El accidente ocurrió esta mañana en una zona remota de la pequeña ciudad de Calabasas, situada a unos 50 kilómetros al noroeste de Los Ángeles. Medios locales informaron de que además del exjugador y su hija iban a bordo de la aeronave una amiga de Gigi y el padre de esta, junto con el piloto del helicóptero, que se dirigía a la Mamba Academy, un centro de entrenamiento para jóvenes deportistas que el propio jugador abrió en 2018.

El exjugador de Los Angeles Lakers utilizaba habitualmente para desplazarse su helicóptero Sikorsky S-76, que se precipitó sobre una colina.

Daryl Osby, jefe de Bomberos del Condado de Los Ángeles, indicó que a las 9.57 hora local (17.57 GMT) recibieron una llamada de emergencia reportando el accidente y que al llegar al lugar del suceso, los paramédicos comprobaron que no había supervivientes.

Osby indicó que al llegar los restos del helicóptero estaban en llamas y el fuego fue «muy difícil de extinguir» por la presencia de magnesio, que reacciona con el oxígeno y el agua.  «Hicieron una búsqueda de sobrevivientes en el área. Lamentablemente, se determinó que todos los sobrevivientes perecieron. Los bomberos y los equipos de mano trabajaron para extinguir el fuego mientras preservaban cuidadosamente el incidente para su investigación», indicó.

Esta zona californiana se despertó este domingo con una intensa niebla, aunque se desconoce si esa fue la causa del accidente, que está bajo investigación de Junta Nacional de Seguridad en el Transporte y la Administración Federal de Aviación de EE.UU.

Bryant viajaba en su helicóptero privado, que partió desde el Condado de Orange, donde vivía, cerca de las nueve de la mañana. Cincuenta minutos después el helicóptero se precipitó contra el suelo y se vio envuelto en llamas.

El doble oro olímpico (Juegos Olímpicos de Pekín 2008 y Londres en 2012) estaba casado con Vanessa y tenía cuatro hijas: Gianna, Natalia, Bianca y la recién nacida Capri.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here