La Selección española jugará la final del Europeo de balonmano después de vencer en semifinales a Eslovenia por 34-32 y tendrá la ocasión de defender el título continental que consiguió hace dos años en Croacia ante Suecia (29-23). En la final espera la selección croata, que venció a Noruega (28-29) en un partido agónico con dos prórrogas; el pivote Musa marcó el gol decisivo a cinco segundos para el final.

España confirmó la solvencia demostrada durante todo el Europeo y se repuso sin dificultades del buen arranque esloveno. Controlados Bombac y Zarabec, que no habían jugado ni un minuto en el último partido de Eslovenia, el equipo de Jordi Ribera se vengó de la derrota sufrida en el último preolímpico y que dejó a los Hispanos sin billete para Río.

Alex Dujshebaev, que era duda por un fuerte golpe en la rodilla derecha, resultó decisivo para la Selección, que llegó justa de fuerzas al último tramo del partido y concedió opciones a un rival que minutos antes parecía derrotado.

La victoria asegura la presencia de España en el Mundial de Egipto 2021 y en el Europeo de Hungría y Eslovaquia 2022, aunque para sellar el pasaporte para los Juegos de Tokio hará falta vencer a Croacia en la final del domingo; en caso de no conseguirlo habrá que disputar el preolímpico del mes de abril.

La Selección buscará su séptima medalla en un Europeo. Fue bronce en 200 y 2014; plata en 1996, 1998, 2006 y 2016; y oro en 2018. El equipo también tiene en su palmarés dos campeonatos mundiales (2005 y 2013) y tres bronces olímpicos (1996, 2000 y 2008).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here