El centrocampista Esteban Granero deja el Espanyol después de dos temporadas y media en la entidad blanquiazul para fichar por el Marbella, en Segunda división B, un cambio de aires que interrumpe catorce campañas consecutivas militando en la máxima categoría.

El centrocampista rescindió este jueves su contrato con el Espanyol, tal como informó la entidad catalana, después de dos temporadas y media en el club, y fichará por el Marbella de Segunda división B. El futbolista, uno de los capitanes del equipo barcelonés, finalizaba su contrato como blanquiazul el 30 de junio y había perdido protagonismo con el nuevo cuerpo técnico de Abelardo Fernánez. Granero se despedirá de la afición periquita este mismo jueves a las 12.30 horas, en el RCDE Stadium.

El Espanyol agradeció, a través del comunicado a Granero su «profesionalidad, compromiso e implicación». «El club le desea los mayores éxitos tanto personales como a nivel deportivo», apostilló la entidad barcelonesa. El jugador madrileño ha disputado un total de 21 partidos con el Espanyol esta temporada, entre todas las competiciones, siete en el once inicial.

En su rueda de prensa de despedida, Granero dijo que siente «orgullo», aunque confesó que es un día «triste» por todo lo que el Espanyol «ha significado» en estas dos temporadas y media. «Tengo el sentimiento de que se queda sin terminar una tarea que asumí, que es liderar al equipo en los momentos buenos y malos. Pero tengo claro que es lo mejor para todos dadas las circunstancias», apostilló. «Llevar el brazalete de capitán con el número 21 ha supuesto uno de los momentos con más significado de mi carrera deportiva. Siempre me he sentido respetado y querido», agregó.

Granero subrayó que sale «sin un pelo de resentimiento, todo lo contrario». «Siento agradecimiento, respeto y deseo de que todo lo que venga por delante sean éxitos. Si tengo que priorizar un sentimiento es el orgullo de haber estado aquí».  El jugador afirmó que está «absolutamente convencido» de que el Espanyol va a lograr la permanencia. Además, destacó el gran trabajo, en su opinión, que está realizando la dirección deportiva para confeccionar un Espanyol más competitivo».

Cuestionado por el motivo de fichar por el Marbella, equipo de Segunda División B, Granero explicó: «Lo normal quizá sería irse a un país árabe con otras condiciones». Pero dar ese paso no iría con sus «principios». «Mis padres me enseñaron a cuestionar siempre la norma y este paso está lleno de significado y de sentido», dijo.

Formado en el fútbol base del Real Madrid, debutó en Primera con el Getafe en la 2008-08. Estuvo dos cursos hasta que regresó al club blanco, donde militó durante cuatro temporada seguidas. El Queens Park Rangers (Premier League inglesa), la Real Sociedad y el Espanyol fueron sus siguientes destinos.

Esteban Granero, nacido en Pozuelo de Alarcón (Madrid) hace 32 años, es un centrocampista de toque y calidad. Entiende el juego y tiene recursos técnicos para desenvolverse con soltura en la medular y en posiciones más ofensivas. No es un goleador, pero no es extraño que vea puerta: con el Espanyol ha firmado seis dianas.

Al madrileño, desde las categorías inferiores del Real Madrid, ya le apodaban El Pirata. El motivo, su barba y que nunca se peine. Granero, cuanto el mote ya había calado, decidió celebrar los goles tapándose un ojo, emulando el parche de un pirata.

En el Espanyol, su protagonismo ha bajado en esta última temporada. Granero llegó al RCDE Stadium en la 2017-18 y disputó un total de 25 partidos de LaLiga. En el curso siguiente, la cifra subió a 28 y 24 de ellos fueron en el once inicial. En la 2019-20, la cifra se ha quedado en once.

En su palmarés figura una Liga (2011-12), una Copa del Rey (2010-11) y una Eurocopa Sub-19 (2006). Todos los títulos los consiguió durante su etapa como futbolista del Real Madrid. El jugador siempre ha dejado un buen recuerdo en todas las entidades por las que ha pasado.

En el plano personal, el futbolista siempre se ha caracterizado por su discurso y personalidad. Sus inquietudes van mucho más allá del balón, desde la escritura, la música o el ajedrez, pasando por proyectos empresariales relacionados con el Big Data. Además, promueve distintas iniciativas solidarias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here