El Atlético de Madrid jugará la final de la Supercopa de España contra el Real Madrid después de vencer al Barcelona por 2-3 en un partido que parecía en manos del Barcelona después de que los azulgrana remontaran el gol de Koke al inicio de la segunda mitad. Sin embargo, dos goles anulados al Barça por el VAR permitieron al Atleti llegar con vida al último tramo del encuentro.

Fue entonces cuando los rojiblancos resurgieron. Morata transformó un penalti que le hizo Neto y Correa sentenció poco después en un cara a cara con el guardameta brasileño. El público saudí, manifiestamente culé, se quedó con un palmo de narices. Había disfrutado con la exhibición de Messi durante gran parte del partido, pero la victoria se escapó en poco más de un suspiro.

Correa analizó lo ocurrido en los micrófonos de Movistar: «Estamos muy contentos de arrancar el año así y se lo dedicamos a toda nuestra gente, que siempre creyó en nosotros, y a nuestra familia. Fue muy raro, hace mucho calor y el campo estaba muy pesado. Por suerte pudimos revertir la situación. Siempre buscamos ir a por el partido. Queríamos ganar y lo hemos conseguido. La final también será un partido especial y esperemos que se nos dé como hoy».

Griezmann parecía resignado. «El partido se explica por errores nuestros. Además, ellos estaban al final con más piernas. Hay que ver el partido y mejorar, y trabajar. Hemos cometido muchos errores en pases; yo fallé uno y vino un gol de ellos. Estas cosas te hacen perder un partido, una Liga o una Champions. El VAR a veces te ayuda y a veces va en contra, pero es así».

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here