Anoche en Mestalla se jugaron tres partidos en 90 minutos. Uno, que duró media hora, en la que el Madrid dio una lección de fútbol posicional; otro a partir de ese momento y hasta la llegada del 1-0, donde vimos a un Valencia ir creciendo poco a poco de la mano de un gigantesco Parejo; y los diez últimos minutos, donde un Madrid con más corazón que fútbol no se resignó a perder y terminó empatando.

El equipo de Zidane saltó en Valencia con un 4-4-2 como dibujo. El míster francés, ante las ausencias de Marcelo y Mendy, sorprendió colocando de lateral izquierdo junto a Carvajal, Varane y Ramos a Nacho; y digo sorprendió, porque Nacho no había jugado ni un segundo desde su lesión contra el Brujas el 1 de octubre. También suplió la ausencia de Casemiro colocando en el eje a Valverde y rodeándole de tres centrocampistas como Isco, Modric y Kroos; arriba Benzemá y Rodrygo cerraban la alineación.

El Madrid salió tremendamente dominador, moviendo la pelota con rapidez y seguridad, metiéndose todo el equipo en campo che gracias al temple y la pausa que Kroos, Isco y Modric le daban al juego, creando una perfecta circulación en corto de la pelota, lo que hacía que las pérdidas de balón blancas fuesen de calidad, es decir, ocurriesen con el equipo bien plantado y con muchos jugadores rodeando al jugador que perdía la pelota, lo que facilitaba una presión inmediata y una pronta recuperación del balón. Fueron 30 minutos de dominio aplastante con un juego de una gran jerarquía, donde solo le faltó el gol, un problema que empieza a ser importante en los de Zidane.

Pasada esa media hora, los de Celades empezaron a encontrar a Parejo, y este a mover al equipo. En ese primer tercio del partido, el de Coslada se encontró siempre con un jugador blanco tapándole, unas veces era Benzemá, otras Valverde y en la mayoría Modric, pero a día de hoy es muy difícil tapar a Parejo mucho tiempo; sus movimientos buscando el balón son muy inteligentes y sobre todo sus primeros toques son élite europea, y él no tardó en demostrarlo.

El partido se igualó, el Madrid aunque tenía la pelota, dejó de llevar peligro y las contras del Valencia comenzaban a hacer daño. Celades cambió de banda a Ferran para atacar a Nacho, de la misma forma que Zizou había cambiado de banda a Rodrygo. Si el Valencia crecía en los pies de Parejo, en el Madrid se empezaban a notar dos problemas importantes: Modric, que ocupaba mucho espacio en la derecha en ausencia del brasileño, bajaba considerablemente su ritmo inicial y Rodrygo en la izquierda desaparecía del partido. Isco, que se había pegado un palizón a correr, notaba el esfuerzo y en ese falso equilibrio de fuerzas, se volvió a hacer patente el gran problema del Madrid. Mientras las contras ches olían cada vez más a gol, comenzando a dar un gran protagonismo a Courtois, los blancos usaban fogueo, y es que salvo Karim, en el Madrid no parece que ninguno de sus delanteros tenga un mínimo de regularidad de cara a la portería contraria.

El final fue un órdago. El Valencia, como ya venía amenazando, logró cazar a la defensa blanca en una contra por la izquierda con un Nacho ya muy superado. Era el 1-0 y decidieron defenderlo dando un paso atrás. Zizou desnudó al equipo: metió 4 delanteros al cambiar a Modric por Jovic, minutos antes del gol de Soler, ya había metido en el campo a Vinicius y Bale. El partido se volvió loco, el Madrid con un 4-2-4 se partió por completo y los de Celades se agazaparon para defender su gol e intentar una contra que cerrase el resultado, pero como el fútbol es así, un córner en la última jugada del partido fue rematado por ¡Courtois! y el rechace de Jaume, tras un breve barullo, lo mandó Benzema a la red. No hubo más.


Uno por uno


Zidane: De inicio, tomó varias decisiones muy arriesgadas, como poner a Nacho de lateral izquierdo, a Valverde de medio centro o la nueva suplencia de Bale. De esas cuestiones, todas opinables, alguna le salió mejor que otra, pero lo más cuestionable volvió a ser su dirección de campo, el tiempo que tardó en corregir con cambios los problemas que el equipo tenía en su juego, sobre todo esa banda izquierda donde Nacho estaba siendo muy superado, algo que por cierto no hizo. El Madrid jugó muy bien mucho tiempo en la primera parte y bastante bien casi todo el partido, pero tiene que darse cuenta que maneja jugadores, como es el caso de Modric, al que no le aguantan las baterías y que a su equipo le cuesta un mundo hacer gol si no lo hace Karim, de ahí que alguna suplencia sea cuestionable y no me refiero solo a Bale.

Courtois: Decisivo otro partido más, y esta vez no solo por sus paradas, que también, sino por ese remate del córner en el minuto 94. Salvó al equipo en dos 1×1 y en una gran parada en la segunda parte. Eso sí, cometió un error grosero en un balón alto en el que salió a por tabaco.

Carvajal: Los movimientos de Soler fuera/dentro y la velocidad de Gaya, le complicaron mucho el partido en defensa. En ataque y pese a que intervino bastante, le falto finura en las entregas. Esta vez no supo entenderse con Rodrygo, al que le costó encontrar y con el que no supo o pudo apoyarse.

Varane: Solvente en defensa, como siempre, rápido y contundente. Bastante mejor con la pelota que en partidos anteriores tuvo que lateralizar en alguna ocasión su posición para ayudar a un Carvajal superado por Gaya.

Ramos: Correcto pero sin alardes; la velocidad de Rodrigo le condicionó a la hora de situarse en alguna jugada de contragolpe. Supo leer bien la posición de Kroos para salir jugando y, sobre todo, clave donde colocó la línea defensiva todo el partido.

Nacho: Tras más de dos meses lesionado, su presencia fue una sorpresa. Falto de ritmo físico, usó las faltas como elemento defensivo en demasiadas ocasiones para tapar a Wass. Apenas si apareció en ataque, en la segunda parte estuvo muy superado, sobre todo físicamente. Parecía que él era el cambio más lógico.

Valverde: De nuevo la mejor noticia del partido. El uruguayo se marcó un partidazo demostrando como juega un medio centro moderno. Si tras lo visto hoy Zidane ya puede dormir tranquilo, igual es Casemiro quien le ve las orejas al lobo. Perfecto en defensa, serio con el balón y dinámico en desdoblarse al ataque, la única duda es si soportará ese ritmo físico todo el año.

Modric: Mientras le duro el fuelle fue el Modric de los grandes partidos, pero luego se fue apagando. Clave para tapar a Parejo en la primera media hora, donde demostró que su cabeza tiene futbol para regalar, pero sus piernas tienen 34 años. La palabra clave para Modric este año es dosificar.

Kroos: Otro partidazo del alemán. Básico para mantener la pelota y sobre todo el ritmo de posesión con su juego de pase-pase. Él y Valverde sobrevivieron al bajón físico de Modric y al desbarajuste táctico de los últimos minutos. Hay momentos en los que su dominio del tempo de juego es aplastante.

Isco: Básico con su fútbol para esos 30 fantásticos primeros minutos del Madrid. Corrió mucho para estar siempre cerca del balón, trabajó en la recuperación de la pelota y ayudó en defensa sobre todo a Nacho cuando Rodrygo jugaba por la derecha. Partido de sacrificio del malagueño.

Rodrygo: El partido le vino grande. Comenzó entrando mucho en juego, bajando a posiciones de medio campo pero alejándose de posiciones de remate, con el paso de los minutos Gaya lo anuló. Zizou le mando a la izquierda, pero allí tampoco tuvo peso en el partido. Jugando con dos puntas, debía ser el delantero cómplice de Karim y no lo supo/pudo ser.

Benzema: Trabajó mucho en el juego de asociación en medio campo, pero esta vez le faltó pisar más el área. No se entendió nunca con un Rodrygo muy desubicado, aun así y como está de dulce, hizo el 1-1.

Vinicius: Salió junto a Bale para cambiar la cara al partido y sumarle desborde, pero todo se quedó en un par de chispazos y poco más.

Bale: Ya sabemos que no es precisamente un jugador caliente, así que usarle como “microondas” es un riesgo. En Valencia apenas tuvo presencia el juego.

Jovic: Jugó los diez minutos finales, apenas tocó el balón, pero le dio tiempo para llevarse una tarjeta y para cazar una y meterla, pero estaba en fuera de juego, fue el preludio del gol de Karim.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here