El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, ha anunciado que la organización estudiará la propuesta de que el Mundial femenino se juegue cada dos años en lugar de cuatro, algo que «generaría beneficios» y daría al fútbol femenino el «impulso que necesita».

«Con Francia 2019 conseguimos más de mil millones de espectadores en todo el mundo y cifras increíbles en países donde normalmente el fútbol femenino no se encuentra ni remotamente cerca del masculino, como Italia, Brasil o Inglaterra», comentó desde Doha, donde asiste al Mundial de Clubes que concluirá mañana.

Según informó la FIFA, para su presidente «el éxito impresionante» de Francia 2019 «trajo como consecuencia una serie de propuestas» en las que la organización ya trabaja.

«Además el presidente de la Federación Francesa Noel Le Graët planteó una idea que pasó un tanto inadvertida: la de jugar la Copa Mundial Femenina de la FIFA™ cada dos años en lugar de cada cuatro. Esto generaría beneficios y un impulso que se ajustaría exactamente a lo que el fútbol femenino necesita en estos momentos. Debemos presentar esta propuesta a debate”, añadió.

Por otra parte, Gianni Infantino aseguró que la nueva Copa del Mundo de Clubes es «una nueva plataforma» para desarrollar el fútbol en todo el mundo, que ha suscitado el interés de 16 empresas para colaborar en ella.

En declaraciones difundidas por la FIFA desde Doha, donde asiste al Mundial de Clubes, Infantino lanzó una invitación al diálogo para conjugar intereses, mejorar el sistema de juego e incluso adaptar el calendario internacional y lograr que haya unos 50 clubes de todos los continentes «más o menos al mismo nivel».

«He hablado con muchas personas, todas ellas representantes de intereses muy diversos, y ninguna parece demasiado contenta con el estado actual de cosas: ni con el sistema ni con el calendario de partidos… La gente se queja de que las ligas nacionales sean bastante predecibles, de que la mayoría de los encuentros entre selecciones nacionales no resulten suficientemente interesantes, de que se disputen demasiados partidos», dijo.

El presidente opinó que los cambios que ha vivido el fútbol han hecho que los clubes actualmente se hayan «convertido en potencias mundiales con intereses en todo el planeta» y que hoy «10 o 12 clubes de cinco países europeos hayan alcanzado un nivel determinado, y el resto del mundo se encuentre muy, pero que muy por detrás de ellos».

«En mi opinión deberíamos tener, dijéramos, 50 de todos los continentes que se encontraran más o menos al mismo nivel, para que la gente de todos los rincones del mundo pudiera identificarse con ellos de verdad».

La nueva Copa Mundial de Clubes ofrece en su consideración «una nueva plataforma para ello» después de que 16 empresas hayan expresado su interés por colaborar y nueve hayan remitido propuestas que la FIFA está evaluando.

«Se trata de intereses institucionales para asociarse con lo que se convertirá en la mejor competición de clubes del mundo, enteramente de propiedad de la FIFA, incluidas sus propiedades intelectuales», apuntó.

El presidente insistió en «buscar soluciones», «sentarse a debatir todos los intereses diferentes e incluso adaptar el calendario internacional de partidos si fuera necesario».

«Hasta la fecha, lo único que el fútbol ha hecho ha sido añadir más encuentros y más competiciones. Sin embargo, no estamos ante una actividad que siga un orden de llegada y que, alcanzado cierto punto, podamos decir sencillamente que ya estamos completos y echar la persiana. Debemos tener la mente abierta y volver a plantearnos el concepto de cómo se estructura el fútbol mundial», agregó.

Sobre los preparativos de Catar para la Copa del Mundo 2022, Gianni Infantino consideró que el Mundial de Clubes que concluirá mañana con la final entre Flamengo y Liverpool será «un ensayo general, aunque ciertamente el grado de preparación ha quedado claro y patente».

«Los progresos de los trabajos en Catar no tienen parangón. Nunca había visto un país anfitrión en situación de prestar todas y cada una de las obras de infraestructura dos años antes de la competición, que es precisamente lo que Catar lleva camino de hacer. Estoy seguro de que viviremos un certamen fantástico, y creo que un Mundial en Catar, en Oriente Próximo, podrá cambiar la percepción que el resto del mundo tiene de esta región», señaló tras recordar que lleva 20 años organizando grandes competiciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here