La cara de Marco Silva era un poema el domingo por la tarde. Mi mujer apenas ve fútbol, pero cuando lo hace presta atención a las historias secundarias y en aquella ocasión se quedó con la cara del entrenador del Everton: El Leicester ganó el partido en la última jugada y tras revisión de un posible fuera de juego. No habían jugado mal y seguramente habían merecido al menos el punto que ya saboreaban. La posibilidad de no comerse el pavo (aquí no se come turrón) es cada vez mayor y hoy el Everton visita Anfield. Si Marco Silva esperaba que el lunes el sorteo de la tercera ronda de la FA Cup le hiciese un favor y ofreciese un partido fácil contra un equipo de tercera división, se equivocaba: de nuevo Anfield.

La rivalidad de estos clubes es histórica, como lo es entre vecinos. Pero Liverpool y Everton son aun mas vecinos que Real Madrid y Atlético, Betis y Sevilla o Barcelona y Espanyol. Ambos juegan en el mismo barrio de Liverpool, el barrio de Everton, y sus estadios están separados por unos 400 metros y entre ellos únicamente está Stanley Park.

Su historia va de la mano. Anfield era propiedad de John Houlding, directivo del Everton, que arrendaba el estadio al club. Tras 8 temporadas, una serie de disputas políticas y económicas entre los directivos del club y Houlding hizo que el Everton se mudase a Goodison Park y Houlding tuviese un estadio sin club. La próxima vez que en un partido vean, en la entrada al campo de juego, el famoso letrero “This is Anfield” pueden añadir “Everton played here first”. (Esto es Anfield. El Everton jugó aquí primero)

Así se fundó inicialmente un club llamado Everton Athletic que vestía pantalón blanco y camisa blanca en la derecha y azul en la izquierda, con las mangas con los colores contrarios. Cuando Houlding quiso registrar al equipo en la FA le impidieron usar el nombre de Everton, ya utilizado por el club original. El Liverpool adoptó su nuevo nombre y cambió su camiseta al color rojo en 1894, siendo elegido el pantalón mucho más tarde.

El derby de Merseyside se considera un derby amistoso. Ninguno de los 2 clubes fuerza que los aficionados locales y visitantes estén separados, no se conocen divisiones religiosas, políticas ni geográficas que dividan a los habitantes de Liverpool entre los clubes, y el apoyo entre las aficiones es frecuente: Tras la tragedia de Hilsborough, los aficionados del Everton se unieron a los del Liverpool en sus protestas contra “The Sun”, el tabloide sensacionalista que culpaba de la tragedia a los aficionados del Liverpool, por ser de Liverpool, basándose en falsos estereotipos de criminalidad y falta de educación. En 2007, un aficionado del Everton de 11 años murió disparado por una banda de criminales. El Liverpool invitó a su familia, todos vestidos con la camiseta del Everton, a un partido de Copa de Europa y el equipo saltó al campo con la música tradicional del Everton. Todo el campo ovaciono a la familia.

El Liverpool tiene mejor récord que el Everton, con 93 victorias a 66 en los 233 encuentros disputados. No siempre fue así, pues cabe recordar que el Everton ha sido 9 veces campeón de Liga y 5 de la FA Cup. En los años 80 el Liverpool era la fuerza dominante en Europa. El Everton tuvo un periodo mediocre en los años 70, pero la llegada al banquillo de Howard Kendall (1981-82) cambiaría la tendencia, aunque necesitaría de 2 temporadas para ser una amenaza seria para los reds. En esa temporada 1983-84, el Everton ganaría la FA Cup y perdería la final de la Copa de la Liga, contra el Liverpool y en una repetición. Pese a todo, el Liverpool fue campeón de liga una vez más, dejando al Everton fuera de los 5 primeros.

A partir de entonces, el Everton tuvo sus mejores momentos de la era moderna. Tras derrotar al Liverpool en la Charity Shield, se impusieron en Anfield 0-1 en el partido de Liga. El Liverpool empezó muy mal y el Everton amenazaba a la cabeza. Finalmente volvieron a ganar al Liverpool en Goodison y fueron campeones de Liga. El Liverpool fue subcampeón.

La temporada 85-86 quizá fuese la más significativa en la rivalidad entre ambos clubes. El Liverpool ganaría la Liga por delante del Everton, que parecía se tomaría la revancha en la final de la FA Cup cuando Lineker, que ese verano sería el máximo goleador del Mundial y ficharía por el Barcelona, adelanto a los toffees. El Liverpool remontó el partido para ganar el quinto doblete de la historia del futbol inglés. La revancha llegaría la temporada siguiente,; a pesar de que el Liverpool ganase en Goodison Park, el Everton se hizo con el titulo de Liga. Aquella fue la última temporada en la que el Everton acabo de manera significativa por delante del Liverpool. En otras 2 ocasiones (2012, 2014) el Everton terminó por delante en la tabla, pero sin títulos en disputa.

Quizá los derbies mas emotivos de aquella década fueron los de la temporada 88-89. Tras la tragedia de Hilsborough, varios partidos del Liverpool quedaron aplazados y el primero que jugaron fue contra el Everton en Goodison Park. El 0-0 quizá fuese lo de menos, aunque el Liverpool acabaría perdiendo la liga en beneficio del Arsenal por diferencia de goles y tras perder precisamente contra el Arsenal en Anfield 0-2 con gol en el último suspiro incluido. Aquella temporada el Liverpool y el Everton volvieron a coincidir en la final de la FA Cup, con el Liverpool de nuevo triunfando por 3-2.

En las últimas temporadas, aunque en partidos puntuales, el Everton ha logrado algunos resultados positivos; el club de Goodison Park ha parecido esforzarse en hacer buena la sentencia de Bill Shankly, entrenador red entre 1959 y 1974: “Hay 2 grandes equipos en la ciudad: El Liverpool y los suplentes del Liverpool”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here