Llagamos a la jornada 12 de la Liga con un Granada recién ascendido colándose entre los grandes en la parte alta de la clasificación. Y siendo líder unas cuantas jornadas. En cuanto a la Champion ya se han disputado los primeros partidos y hay que resaltar el comienzo dubitativo del Real Madrid. Hasta aquí todo aparentemente normal. Sin embargo, hay un acontecimiento que ha «zarandeado» al mundo del fútbol. Dos jugadores muy jóvenes (17 y 18 añitos) han derribado la puerta (como diría Camacho) y han tenido la desfachatez de compartir vestuario con Messi, Luis Suárez, Hazard, Benzema, y unos cuantos más. Así de fácil. Estrellas rutilantes que han ganado Ligas, Champions, y campeonatos del mundo.Y  no contentos con eso han sido titulares en varios partidos. ¡Menudo atrevimiento!

¿Y quiénes son estos «fenomenos»? Responden a los nombres de Ansu Fati (Barcelona) y Rodrygo (Real Madrid). Perteneciendo a estos clubs no es de extrañar que aficionados, técnicos y prensa especializada empiecen a preguntarse quién es el mejor. La respuesta es complicada. Acaban de empezar un camino muy largo y sinuoso. Lesiones, estados de forma, presión o angustia serán sus compañeros de viaje en este largo camino que muchos empiezan y pocos consiguen terminar: mantenerse en la élite.

Sin embargo voy a intentar analizar desde todos los aspectos que rodean el fútbol, qué les une y qué les separa. Técnicamente dominan las acciones técnicas  fundamentales como el control y el golpeo. Destacando ambos en el dribling. Si han sido capaces de aparecer con desparpajo en Primera División y rendir a un muy buen nivel soportando la presión que conlleva jugar en el Barcelona y el Real Madrid, ambos demuestran que el aspecto psicológico no será ningún obstáculo para seguir sorprendiendo a propios y extraños.

También les une la interpretación del juego. Ambos son muy disciplinados con sus obligaciones. Son generosos en esfuerzos que les llevan a recorrer muchos metros para ayudar a cualquier compañero que lo necesite. Es en el aspecto físico donde aparecen las diferencias que les separa. Ansu con su 1,78 y sus 66 kilos es muy superior en fuerza relativa (potencia por kilo de peso corporal) a Rodrygo que con su 1,73 y sus 63 kilos se maneja peor. Los dos son veloces pero Ansu es mas potente que Rodrygo. Ansu a su velocidad suma la fuerza cuando arranca y cuando frena. Y la fisiología nos dice que fuerza por velocidad es igual a potencia.En futbol las distancias largas son 30-40 metros y ahí Ansu también es superior a Rodrygo, pues al tener una zancada mas amplia (distancia entre el pie mas adelantado y el mas retrasado) y esto le permite recorrer esas distancias con menos apoyos y llegar antes a cualquier objetivo.

Una vez analizadas las similitudes y las diferencias de estos talentosos jugadores hay que resaltar el coraje de los entrenadores para ponerles en primera línea  para que demuestren su calidad y para que todos podemos disfrutar de su juego. Ellos ya saben las dificultades que les esperan porque son conscientes a qué  equipos pertenecen y que, a partir de partir de ahora, van a vivir permanentemente «superando límites».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here