El Roma doblegó 2-1 este domingo al Milan y prolongó la depresión del equipo milanés, en una novena jornada de la Serie A en la que el Nápoles frenó, el colombiano Luis Muriel firmó un triplete y el uruguayo Nahitan Nández celebró su primera diana en Italia.

En un cruce entre equipos en dificultad, el Roma triunfó gracias a los goles del bosnio Edin Dzeko y del joven italiano Nicoló Zaniolo y castigó al Milan con la quinta derrota de su decepcionante temporada, en la que solo ganó tres partidos.

Dzeko rompió la igualdad en el minuto 38 con un gol de cabeza y solo unas monumentales paradas del meta Gianluigi Donnarumma, la más destacada de ellas a disparo del argentino Javier Pastore, mantuvieron con vida al Milan.

El equipo milanés, entrenado por el técnico Stefano Pioli, consiguió la igualada en una de sus pocas oportunidades de gol gracias al francés Theo Hernández (m.55), exmadridista, pero su ilusión duró poco más de dos minutos.

Un grave fallo en la salida del balón de Davide Calabria permitió al Roma recuperar el esférico y liberar a Nicoló Zaniolo, cuyo zurdazo ajustado a un poste desde la frontal del área subió el definitivo 2-1 al marcador del estadio Olímpico.

Intentó reaccionar el Milan y se acercó al gol con dos disparos del turco Hakan Calhanoglu que acabaron fuera por poco. Sin embargo, para los milaneses fue otra prestación deslucida que complica aún más su clasificación.

El Roma se colocó quinto, con 16 puntos, mientras que el Milan es duodécimo, con 10, y está más cerca de la zona de descenso que de la europea, que ve al Juventus líder, al Inter de Milán segundo, al Atalanta tercero y al Nápoles cuarto.

Tras los tropiezos del Juventus, que empató 1-1 contra el Lecce, y del Inter, que no pasó del 2-2 ante el Parma, fue el Atalanta el que se acercó a la cumbre de la tabla, mientras que el Nápoles salió de su visita al Spal de Ferrara con un 1-1 y muchos remordimientos.

Ya no es sorpresa el Atalanta, tercero a solo tres puntos del líder Juventus y con la mejor delantera del torneo (28 goles en 9 jornadas), que goleó 7-1 al Udinese en el Gewiss Stadium empujado por un Muriel incontenible.

El equipo de Bérgamo no tembló ante la presión y remontó un tanto inicial de Stefano Okaka gracias a tres dianas de Muriel, dos de penalti, al doblete del esloveno Josip Ilicic y a los tantos del croata Mario Pasalic y el marfileño Amad Traoré.

Muriel, fichado este verano procedente del Sevilla, ya mejoró su marca liguera del año pasado (6 goles) al llevar ocho dianas en la Serie A, tras apenas nueve jornadas. La semana pasada había anotado dos goles al Lazio y está sustituyendo de la mejor manera a su compatriota Duván Zapata, lesionado.

Los frenazos de Juventus e Inter ofrecían una gran oportunidad también al Nápoles, pero los hombres del técnico Carlo Ancelotti no pasaron del 1-1 en el campo del Spal de Ferrara, pese a adelantarse a los 9 minutos gracias al polaco Arkadiusz Milik.

El esloveno Jasmin Kurtic anotó el 1-1 definitivo al cuarto de hora de partido y el Nápoles, pese a empujar con todo en busca de la victoria, se topó con una gran actuación del meta albanés Etrit Berisha.

El conjunto napolitano se quedó cuarto, a tres puntos del Atalanta, tercero, a cinco del Inter, segundo, y a seis del líder Juventus.

El quinto clasificado es el Cagliari, que empató 1-1 en el difícil campo del Torino en un partido en el que el equipo sardo se adelantó gracias al primer tanto en la Serie A de Nández, antes de que Simone Zaza, exvalencianista, firmara el empate definitivo.

El programa dominical se abrió con el valioso triunfo por 2-1 del Bolonia ante el Sampdoria (2-1), propiciado por una diana del argentino Rodrigo Palacio y por un tanto de Mattia Bani a doce minutos del final, tras el momentáneo empate de Manolo Gabbiadini.

Palacio lleva tres goles y una asistencia en esta Serie A italiana y permitió al Bolonia situarse décimo en la clasificación, con 12 puntos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here