LaLiga ha solicitado al Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol (RFEF) que el Clásico Barcelona-Real Madrid, previsto para el sábado 26 de octubre dentro de la décima jornada de LaLiga Santander, se juegue en el Santiago Bernabéu en lugar del Camp Nou.

Las protestas y las manifestaciones que hay convocadas para ese fin de semana (26-27 de octubre) en Barcelona sumadas a un partido de alto riesgo como es el Clásico podrían afectar a la seguridad necesaria para su disputa. La hora del partido, 13:00 horas del sábado, obligaría al Real Madrid a viajar el día antes del partido y dormir en la Ciudad Condal la noche previa. Otro riesgo que tampoco gusta en la entidad de Chamartín al poderse convertir la expedición madridista en posible objetivo de esas protestas.

Fuentes de LaLiga ya han confirmado la petición del cambio de escenario del encuentro, «por fuerzas de causa mayor», después de que la patronal lo fijara inicialmente para las 13.00 horas de ese día. De este modo se intercambiaría el orden de los partidos y sería el del próximo 1 de marzo, correspondiente a la jornada 26 del campeonato de Liga, el que se disputaría en el Camp Nou.

La RFEF ya ha recibido la petición de LaLiga y ha puesto el caso en manos del Comité de Competición, que a su vez ha dado traslado ade la situación a los clubes. Barcelona y Real Madrid tienen hasta el lunes para presentar las alegaciones oportunas. Una vez recibidas y analizadas, fallará Competición.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here