Las excusas se han terminado en San Francisco. Los 49ers son una de las franquicias más exitosas de la NFL, cinco Superbowls lo avalan, por este mismo motivo no pueden seguir registrando récords negativos en la franquicia de San Francisco. En 2017, el pretexto que pusieron en el equipo para justificar el 6-10 fue porque Shanahan y Lynch había heredado un 2-14 el año anterior. La excusa de la última temporada, en la que hicieron un 4-12, fue por culpa de la lesión de Garoppolo en la tercera semana. Tras todo esto, los 49ers necesitan empezar a obtener resultados y olvidarse de las excusas.

La primera buena noticia que tienen en San Francisco es el regreso de Jimmy Garoppolo. El quarterback regresa después de la lesión de rodilla que sufrió la temporada pasada. Su vuelta y la llegada de Tevin Coleman, el running back que logró sus mejores temporadas con Shanahan en Atlanta, auguran un gran año para los de San Francisco. Junto a Coleman estará Breida, quien consiguió completar más de 800 yardas y 3 touchdowns la temporada pasada, además de McKinnon, lo que convierte el backfield de 49ers en uno de los más completos. El juego aéreo también se ha mejorado. Durante la agencia libre llegó Jordan Matthews con la esperanza de recuperar su mejor nivel. En la segunda ronda del draft se seleccionó a Deebo Samuel y en tercera cogieron a Garcon, en los que tienen puestas grandes expectativas. En el puesto de tight end estará George Kittle. Este es uno de los mejores jugadores en su posición, su poder de recepción será uno de los valores más importantes que tendrá la franquicia este año.

En lo defensivo, la última temporada fue un quebradero de cabeza para los 49ers. La franquicia de San Francisco fue una de las defensas que más puntos encajó la temporada pasada. Por este motivo los niners llevan varios años intentando cargar de talento joven a esta unidad. De sus últimas siete primeras ronda, cuatro picks los emplearon en la defensa: Solomon Thomas, Arik Armstead, Deforest Buckner y Nick Sosa. Junto a estos jóvenes talentos se une la presencia de Dee Ford. El ex de Kansas City se une al equipo de Shanahan para completar una línea que tiene muy buena pinta.

Otro de los puntos fuertes de este equipo es la unidad de linebackers. Know Alexander y Malcolm Smith seguirán dándole mucha consistencia a esta unidad. Si tenemos que poner un pero a esta defensa es en su secundaria, que tendrá que mejorar mucho si los 49ers quieren volver a ser lo que eran. Si en San Francisco se acaban las excusas, la ofensiva empieza a funcionar y la defensa mejora los registros del año pasado, significará que los históricos 49ers están de vuelta.

  • Entrenador: Kyle Shanahan (3ª temporada).
  • Jugador estrella: Jimmy Garoppolo.
  • Otros jugadores determinantes: George Kittle, DeForest Buckner, Telvin Coleman, Dante Pettis.
  • Balance 2018: 4 victorias y 12 derrotas.
  • Objetivo 2018: Clasificarse para los playoffs.
  • El pronóstico de Luis Bustos: No se clasificará para los playoffs.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here