Enhorabuena a nuestros flamantes campeones del mundo. Han demostrado que saltan más que los australianos y que defienden mejor que los argentinos. El resto de selecciones buscan las claves del éxito español pero no es un asunto de tableros, aros o pinturas. Es un asunto de pelotas.

—Otro protagonista del fin de semana ha sido Ansu Fati. La verdad es que al chaval le viene el apellido al pelo porque la lió bien gorda. Recomendamos a los madridistas que llevan lustros rezando por la retirada de Messi que se pongan rodilleras porque la penitencia pinta que va a prorrogarse un par de décadas.

—Por su parte el Valencia eligió una mala semana para dejar de fumar, echaron a Marcelino, trajeron a Celades y jugaron fuera de casa para que no les pillase la gota fría. Y fue mucho peor, les pilló el diluvio. Peter Lim tiene el mismo sentido de la oportunidad que los creadores del minidisc.

—Y el Madrid se vuelve a adelantar a los tiempos. Cierto que llegó el último al fútbol femenino pero es puntero en lo referente a derechos laborales. Es el primer equipo donde los jugadores tienen las vacaciones prorrateadas cada partido. A 60 minutos trabajados le corresponden 30 de descanso. Ni Comisiones ni UGT, Florentino puño en alto todos los primeros de mayo.

—Felicitamos al Sevilla que encabeza la clasificación liguera. Ahora bien, para Rubiales ver a Lopetegui liderar la competición debe ser dificilillo. No descarten que los próximos árbitros designados para pitar a los de Nervión sean Aytekin, Ovrebo y Al-Ghandour.

—Y eso por no hablar del VAR que ha cambiado de empresa y no parece contentar a nadie. Tranquilidad, hay que darles tiempo. De momento ellos se lo están tomando con calma. Cuatro minutos en el Bernabéu para decidir lo que el resto de mortales comprendió en medio segundo. Si a estos tíos les pones a videoarbitrar una partida ajedrez matan a los dos reyes de aburrimiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here