Ansu Fati ha acaparado gran parte de los titulares de esta semana y con el gol ante Osasuna se ha asegurado los de la próxima. Ya se sabe que el guineano procede del Sevilla, pero antes de recalar en Nervión se enfundó la camiseta del Peloteros, un equipo de la sierra sevillana del que hay pocas noticias.

El Peloteros Sierra Sur de Sevilla se gestó en 1997 en un curso de entrenadores y compitió por primera vez en la temporada 1997-98. Los equipos que se enfrentan a él hablan de su buena reputación, ya que es una selección de los mejores jugadores de la zona. Allí juegan chavales de todos los pueblos de la comarca, de Aguadulce a Villanueva de San Juan.

El Municipal de Aguadulce es el campo en el que se disputan los partidos del club y la entidad presume de contar con los mejores equipos en las categorías categoría cadete, infantil, juvenil y alevín. Esta capacidad para atraer talento hace que los ojeadores de Sevilla y Betis estén muy atentos a lo que ocurre en la Sierra de Sevilla.

Cuando Fati pasó del Peloteros a la cantera del Sevilla algunos pusieron en duda su edad. Igual sucedió con los Obama en su momento. Sin embargo, un compañero suyo en el Sevilla ha afirmado en conversación con A la Contra que “Ansu no destacaba por el físico, sino por su técnica». «Técnicamente, era una locura. Por lo que se refiere a su personalidad, es un tipo muy reservado”.

El Peloteros está viviendo unas semanas de ensueño porque el nombre de la entidad ha sonado en lugares impensables gracias al chico. Julio Gracia y José Antonio Caro ya jugaron en el equipo y lograron debutar con el Betis en Primera, pero Fati tiene 16 años y un futuro luminoso que siempre quedará asociado a la Sierra de Sevilla.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here