A la segunda ciudad más poblada del Estado de Ohio se la conoce como “The Mistake On The Lake” (‘El error junto al lago’). Durante muchos años, la ciudad de Cleveland no ha sido nada apetecible en lo que se refiere al deporte o al turismo. Además, sus equipos profesionales (Cavaliers (NBA), Indians (MLB) o Browns (NFL)) han protagonizado algunas de las peores rachas deportivas. Con la marcha de LeBron James, definitivamente la ciudad se quedó huérfana. Curiosamente, los Cleveland Browns, que fue el peor equipo de la NFL en 2016 y 2017, con tan solo una victoria en dos temporadas, cambiaron el transcurso de la historia el año pasado.

Su primera selección en el draft de 2018 fue Baker Mayfield. El quarterback de Browns salió de la Universidad de Oklahoma con más de 250 yardas de pase y al menos 2 touchdowns en cada partido. En septiembre tuvo la oportunidad de debutar contra los Jets y poner fin a una racha de 635 días sin ganar. A partir de aquí los Browns consiguieron ganar un total de 7 partidos, lo que fue una mejoría más que notable para la franquicia de Ohio. Con Odell Beckham Jr y Landry como wide receivers y a Nick Chubb y Kaarem Hunt en el backfield, los Cleveland Browns tiene uno de los equipos que más expectación levantan de cara a esta nueva temporada.

Mayfield tendrá un receptor de primer nivel como es Beckham Jr. Además, el juego de carrera será otro problema para las defensas rivales. Nick Chubb consiguió avanzar casi 1.000 yardas y logró ocho touchdowns la temporada pasada. Como alternativa a Chubb estará Kareem Hunt, que no podrá jugar hasta la octava semana por una sanción de violencia doméstica. Kansas City Chiefs cortó su contrato cuando se hicieron publicas las imágenes del jugador empujando y golpeando a una mujer. Tras este incidente, la franquicia de Ohio estuvo rápida para hacerse con lo servicios del jugador. Saben que es joven, creen que no lo volverá a repetir y ganan a un running back que en sus dos primeras temporadas hizo más de 2.000 yardas (2017: 1.327 y 2018: 824) y que ha anotado 15 touchdowns.

Pero el hype no solo es en el ataque, la defensa genera también mucha expectación. Los Cleveland Browns han realizado varias incorporaciones con la idea de mejorar un equipo con muchas posibilidades de postemporada. En la línea está Myles Garrett, que promedia 13, 5 sacks por temporada. Además, para mejorar su trabajo le han rodeados de dos grandes talentos como Olivier Vernon y a Sheldon Richardson. La unidad más llamativa de los Browns será la secundaria. Denzel Ward, que fue nominado al premio defensor rookie del año; Demarious Randall y el rookie Greedy Williams, jugadores que generan una gran ilusión para enfrentar la nueva temporada.  Si Mayfield, Beckham Jr, Landry, Chubb… son capaces de demostrar que son esa ofensiva capaz de todo y la defensa mejora, los Cleveland Browns son capaces de volver a una postemporada 17 años después.

  • Entrenador:Freddie Kitchens (2ª temporada).
  • Jugador estrella: Odell Beckham Jr.
  • Otros jugadores determinantes: Hunt, Landry, Myles Garret, Chubb y Mayfield.
  • Balance 2018 :7 victorias y 8 derrotas.
  • Objetivo 2019: Volver a los playoffs.
  • El pronóstico de Luis Bustos:Eliminado en la divisional round.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here