En un acto celebrado en la sala de prensa del Wanda Metropolitano dirigido por el presidente del coub, Enrique Cerezo, el Atlético de Madrid ha presentado a sus dos últimas incorporaciones, el lateral Kieran Trippier y el central Mario Hermoso.

El primero en hablar fue el jugador británico. El ex de los Spurs llega avalado por su gran rendimiento en el Tottenham y con la selección inglesa. Después de la presentación de Cerezo, Trippier se atrevió a pronunciar algunas palabras en castellano: “Es una gran oportunidad estar aquí, llevaba tiempo queriendo jugar en LaLiga. Estoy agradecido y voy a dar todo lo que tengo”.

También quiso dejar lejos los fantasmas de la difícil adaptación de los británicos cuando salen de las islas: “Ahora quiero aprender pronto el idioma para que todo sea más fácil para mí y mi familia”.

El siguiente en ser presentado fue Mario Hermoso, que tras su paso por la cantera del Real Madrid y el primer equipo del Espanyol llega al Wanda para reforzar la zaga colchonera, que se había quedado bajo mínimos. El trabajo de Hermoso será nada más y nada menos que hacer olvidar a toda un emblema del club como Diego Godín. «Desde que surgió la posibilidad de venir al Atlético no se me pasó otra cosa por la cabeza. Llego muy ilusionado y con ganas de trabajar”.

Cuando le preguntaron por su pasado madridista, Hermoso quiso restar importancia al asunto: “Era un reto importante. Uno no puede borrar su pasado. Quiero mejorar en el futuro y vengo con esta ilusión. El respeto se gana en el campo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here