Griezmann debutó con el Barcelona en el primer partido de pretemporada, disputado contra el Chelsea. Jugó 45 minutos de delantero en un encuentro en el que no tuvo muchas oportunidades. Aparte de dos toques de cabeza en jugadas de córner (una ofensiva y otra defensiva), no se involucró en el juego hasta el minuto 10. Demostró que se entiende muy bien con Dembélé y con Jordi Alba, con los que combinó la mayoría de las veces.

En el minuto 16 se llevó una entrada durísima de Jorginho en la pelea por un balón dividido. Griezmann tuvo que ser atendido durante unos minutos y todo se quedó en un susto. Las mejores ocasiones del Barcelona pasaron siempre por las botas del ex del Atlético. En la más clara, no pudo rematar un pase de Alba porque le cayó el balón a la pierna derecha.

Después del gol del Chelsea, Griezmann jugó un poco más retrasado e incluso llegó a estar en la banda izquierda durante un par de jugadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here