Iker Casillas se integrará en el staff del Oporto mientras se recupera de las secuelas del infarto que sufrió el pasado 1 de mayo. Así lo ha comunicado el propio club, que ha definido cuál será el papel de Casillas: garantizar la conexión entre los jugadores, el entrenador y la dirección, si bien el alcance de su trabajo se puede extender a otras funciones dentro del club.

«Voy a hacer algo diferente de lo que solía hacer, que era estar en el campo. Intentaré favorecer la conexión entre el equipo y el club. El presidente me habló la temporada pasada cuando ocurrió todo y me dijo que quería que me quedara con ellos, cerca de los jugadores, cerca de los jugadores más jóvenes, porque habría muchos cambios. Así que trataré de hacer lo mejor para ayudar a mis compañeros», comentó Iker, que no se refirió a su despedida del fútbol en activo, aunque sus nuevas atribuciones parecen confirmar su retirada.

«Nos prepararemos para hacer lo mejor posible al comienzo de la temporada. Ya tenemos varias semanas de trabajo, pero todavía faltan un par de semanas más para los primeros partidos oficiales. El objetivo es que todos podamos tener una gran temporada juntos para que podamos ganar el campeonato, las copas y hacer lo mejor en Europa».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here