Chris Froome permanecerá en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital de Saint Etienne durante algunos días tras ser operado en la noche del miércoles. El ciclista se ha sometido a una intervención quirúrgica de ocho horas para reparar las fracturas que sufrió tras impactar fuertemente contra un muro el pasado miércoles mientras reconocía la contrarreloj del Dauphiné.

El incidente sucedió durante el reconocimiento de la contrarreloj de la prueba que muchos de los favoritos del Tour habían elegido como el gran test de cara a la cita de julio. En ese entrenamiento, Froome perdió el control de su bicicleta al soltar las manos del manillar para limpiarse la nariz. La pérdida de control de la bicicleta se debió a un ráfaga de viento que desestabilizó la rueda delantera de su montura después de soltar las manos, lo que hizo que el ciclista se estrellase bruscamente contra un muro.

Los informes iniciales hacían referencia a que las fracturas estaban localizadas en el codo, el fémur y varias costillas. Sin embargo, al llegar al hospital de Saint-Etienne se le localizó una nueva fractura en la cadera. Esta información fue confirmada por Dave Brailsford, director del Ineos: “Froome se sometió a una cirugía para reparar su fémur, su cadera y su codo. Tiene costillas rotas y también un poco de daño interno, por lo que permanecerá en cuidados intensivos durante los próximos días y luego nos iremos de allí”. Según Brailsford, el cuatro veces ganador del Tour de Francia se encuentra “muy bien atendido” y en compañía del médico del equipo, Richard Usher, y de Michelle, su esposa.

La mujer del Froome también quiso mandar un mensaje a todos los seguidores del ciclista a través de su propia cuenta de Twitter: “Chris está sometiéndose a cirugía ahora mismo para reparar las múltiples fracturas. Por favor, mantenedlo en vuestros pensamientos. Espero poder compartir un mensaje de él mañana por la mañana”.

 

 

En cuanto a la recuperación y la carrera del ciclista, el máximo responsable del Ineos dijo que es demasiado pronto para establecer un tiempo para la rehabilitación y un supuesto regreso a la alta competición. Brailsford quiso recalcar que “lo primero es lo primero. Por ahora, concentrémonos en el día de hoy y luego en el mañana etc., y veamos cómo se desarrolla esta situación a partir de ahí”. “Lo primero en todas estas situaciones es lograr la primera estabilización, la primera fase de la cirugía médica y luego pasar al proceso de recuperación”, sentenció.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here