Los LG Black Demons jugarán por primera vez en su historia la final de la liga nacional. El equipo de Las Rozas ganó holgadamente a los Camioneros de Coslada. Evan Altizer, WR de los Black Demons, fue nombrado MVP del partido. Unas 300 personas llenaron el Polideportivo Municipal de Valleaguado. Una fiesta del fútbol americano, pero dentro de España. Dos equipos de la Comunidad de Madrid y en juego la final del campeonato. Una final que se celebrará en la Nueva Condomina. El estadio del Real Murcia (31.179 aficionados) acogerá por primera vez la denominada Spanish Bowl

Desde el inicio del partido los LG Black Demons dominaron el encuentro. En el segundo cuarto iban ganando por tres tantos de diferencia (0-21). Desde la grada, la batuta de la hinchada Demons la llevaba Jaime de Jaraíz, presidente de los Black Demons. En el fútbol puede ser atípico ver al presidente animando, coreando y excitando a  las masas, pero en el fútbol americano, no. Por eso es un deporte diferente, por su gente. Ambas aficiones pueden estar juntas, comentando el partido y bebiendo una cerveza. Nunca habrá un incidente, la deportividad reina en la grada y en el terreno de juego. 

«Es sensacional que la primera semifinal la disputen dos equipos de Madrid. Además, que las gradas estén llenas de chiquillos es algo excepcional», comenta Jaime de Jaraíz. Con la camiseta del equipo que preside y una gorra con el escudo de LG Black Demons , dirige todos los cánticos de animación del equipo de Las Rozas. «Desde las directivas tenemos claro que todo lo que hacemos es para dar ejemplo. Todo los cánticos se hacen desde un contexto de deportividad», expresa el presidente de los Demons.

Con el amplio margen de 0-26 con el que ambos equipos se marchan al descanso, en los Demons hay dudas.  «El año pasado llevábamos una renta similar, nos fuimos del partido y terminamos perdiendo», nos cuenta nervioso Nacho Pinilla, coordinador defensivo de LG Black Demons. A la vuelta del descanso los nervios aumentaron cuando los Camioneros anotaron su primer touchdown en el encuentro. Poco a poco los Demons volvieron a controlar el juego y terminaron sentenciando su pase a la final.

Como este deporte es diferente al resto, al final no hubo una gran fiesta. Primero se formó una fila india y uno por uno fueron dándose la mano y felicitándose. Unos por el pase a la final, otros por la gran temporada que les ha llevado hasta allí. Después, ambos equipos se dirigieron a las aficiones y fueron los jugadores que les dedicaron un cántico por haber estado todo el encuentro animando. 

El sábado 25 de mayo, los LG Black Demons disputarán su primera Spanish Bowl. Enfrente estarán Murcia Cobras, sus verdugos del año pasado, o los Badalona Dracs, el equipo más exitoso del fútbol americano nacional (9 ligas). Mañana a las 12:15, murcianos y catalanes  buscarán el pase a la ansiada Spanish Bowl. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here