Lance Amstrong fue uno de los deportistas más admirados de la historia del deporte… hasta que se convirtió en uno de los más detestados. La trama de dopaje que montó y promovió le dejó sin trofeos, sin ciclismo y sin credibilidad. En una entrevista a la cadena NBCSN, que será emitida el próximo 29 de mayo, el exciclista, habló de su pasado como ciclista dopado: “No era legal, pero no cambiaría nada. Hicimos lo que teníamos que hacer para ganar”.

El texano venció en siete Tour de Francia, de los cuales fue desposeído gracias a una investigación de la Agencia Antidopaje Estadounidense. “No cambiaría nada. No cambiaría la forma en que actué. Quiero decir que lo haría otra vez. Principalmente, no cambiaría las lecciones que aprendí. No hubiera aprendido todas esas lecciones si no hubiera actuado de esa manera. No me hubieran investigado ni me hubieran sancionado si no hubiera actuado de la forma en que lo hice”, afirmó.

Amstrong fue sancionado a perpetuidad en 2012 después de que la Unión Ciclista Internacional (UCI) ratificara las sanciones de la Agencia Antidopaje de Estados Unidos. Después de que esto saliera a la luz, el ciclista no tuvo ningún reparo en reconocer su dopaje en una entrevista con Oprah Winfrey: “Si yo simplemente no me dopara y no dijera nada, nada de eso habría sucedido. Nada de eso. Me persiguieron. Era un blanco fácil”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here