Nada nuevo: victoria de Hamilton en el GP de China. El piloto británico, tras una excelsa salida, pasó a Bottas en la primera curva y lideró la carrera hasta el final. El británico consigue su victoria número 75 en un gran premio y, poco a poco, se va acercando a las 91 de Michael Shumacher. Su compañero Bottas, que partía desde la pole, fue el segundo clasificado. El podio lo completó Vettel. Sainz, que sufrió un accidente en la primera vuelta, terminó 14º.

La Fórmula 1 estaba de celebración al cumplir 1.000 grandes premios y el resultado fue el mismo de los últimos años: los Mercedes dominan la competición. Durante todo el fin de semana, la firma alemana mandó sobre el resto de los coches. La carrera fue una demostración más de su superioridad sobre las nueve escuderías restantes. Tal fue el poderío de los Mercedes que en 15 vueltas sacaron 11 segundos a los dos Ferrari. Con ocho segundos de ventaja sobre su compañero de equipo, Hamilton se dedicó a buscar el punto extra de la vuelta rápida; no lo consiguió. Fue Gasly, en la última vuelta, quien se llevó ese premio.

Ferrari, entretanto, aún no sabe qué hacer para acercarse a los Mercedes. En la primera vuelta, Leclerc le ganó la posición a Vettel, pero los dos pilotos de la escudería italiana empezaron perder tiempo y desde el box se mandó la orden de dejar pasar al alemán. Algo que, lógicamente, no sentó muy bien al piloto monegasco. Durante varias vueltas, Leclerc mandó varios recados a su equipo diciendo que estaba rondando más lento por haber dejado pasar al alemán. En plena crisis de pilotos, y mientras se buscaban soluciones para tratar de acercarse a los Mercedes, Verstappen le robó la posición a Leclerc y estuvo a punto de quitarle la tercera plaza a Vettel.

Renault fue otra vez la gran decepción de este Mundial de Fórmula 1. La escudería francesa sigue sin levantar cabeza. Hulkemberg y Ricciardo partían desde la séptima y octava posición. El primero tuvo que abandonar antes de completar las 20 vueltas y Ricciardo tan solo ganó una posición. Un pésimo inicio de Mundial para una escudería que aspiraba a mucho más.

Otra de las decepciones fue Carlos Sainz. El piloto madrileño se llevó un golpe en la primera vuelta lo que le obligó a parar en boxes e irse hasta la penúltima posición. A partir de aquí cambió la estrategia e hizo lo que pudo. No le fue mal, consiguió recuperar seis posiciones y terminar 14º. El 28 de abril se celebrará la siguiente prueba del Mundial en el Gran Premio de Bakú.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here