En el pequeño pueblo de Utebo, a diez minutos en coche de Zaragoza, la pasión por el Draft de este año es impresionante. La gente se reúne con impaciencia soñando con la selección de J.J. Arcega-Whiteside en primera ronda. Entre todos los aficionados está su tío, Ricardo Arcega. Recién cumplidas las 12 de la noche, seguidores y familiares hacen una videollamada a Nashville. Joaquín Arcega, padre del jugador de Stanford, cumple años. Le cantan el cumpleaños feliz y, como es lógico, se emociona.

Empieza el espectáculo. Con el número uno del Draft 2019, los Arizona Cardinals eligen a… ¡Kyler Murray! La decisión del quaterback de Oklahoma, que dudó entre la MLB y la NFL, no fue desacertada; finalmente cumplió su objetivo. El jugador se convierte en el eje sobre el que girará la franquicia de Arizona. Alberto Zaragoza, presentador de TD o nada cree que es un «deportista de los más grandes. Tanto en el instituto como en la universidad ha triunfado en el béisbol y en el football. Nunca un jugador tan pequeño (1’78), ha logrado tanto en un deporte de gigantes». 

 

 

Las sorpresas tardaron en llegar. Por las alturas el Draft siguió el guión esperado y en el número dos los 49ers eligieron a Nick Bosa, el defensive end de Ohio State. Para Eric Sierra Barrero, colaborador de TD o nada, esta selección es genial: «Junto a Dee Ford conseguirán presión, presión y presión. Bosa aportará todo lo que necesitan los 49ers. Si saben cómo usarlo, tienen la mejor OL, por pedigrí de toda la liga». El top 3 lo completó Quinnen Willimas, uno de los mejores jugadores universitarios, tackle defensivo de Alabama.

En la cuarta ronda apareció la primera sorpresa. Los Oakland Raiders, una de las franquicias que más se jugaban en este draft, eligieron a Clein Ferrell. Su elección fue llamativa. «A veces estas cosas salen bien. Cuando un entrenador tiene confianza en este estilo de juego, estas cosas pasan», opina Eric.

Devin White fue el primer linebacker que salió en este draft. Físicamente es un privilegiado. Elegido por los Tampa Bay Buccaners, allí  encontrará a uno de los mejores entrenadores defensivos, que le hará mejorar. Los New York Giants, otra de las franquicias más necesitadas, eligieron a Daniel Jones, un quaterback de futuro que puede marcar el devenir de la franquicia neoyorquina. «Es el nuevo Eli Manning. Los Giants han buscado al jugador más parecido al actual QB de Nueva York y lo han encontrado», cree Alberto Zaragoza.  En el puesto 8, T.J. Hockenson se convirtió en el primer tight end de este draft. «Un TE de potencial muy alto y con una pinta brutal. Le aportará más consistencia en la carrera (es un gran bloqueador) y en el juego de pase, porque tiene muy buenas manos. Además corre bien las rutas»,  cuenta Jorge Teijeiro, aficionado de los Detroit Lions.

Marquise Brown, primo de Antonio Brown, fue el primer wide receiver selecionado. Tras el trade entre los Eagles y Ravens , la franquicia de Baltimore escogió al receptor de Oklahoma. Albero Zaragoza ve curioso que el «primo de Antonio Brown termine jugando en los Ravens». 

J.J. Arcega no salió en primera ronda, algo que ya se esperaba y que no quitó ni un poco de ilusión ni a su familia ni a sus amigos. Al menos salieron varios WR, algo que juega a su favor. El jugador español tendrá que esperar a la madrugada de hoy para ser seleccionado por una franquicia de la NFL.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here