Continúan las denuncias e imputaciones por delitos fiscales en el mundo del deporte. Según informa El Mundo, al mismo tiempo que el Atlético de Madrid anunciaba la renovación de Jan Oblak hasta 2023, el nuevo implicado en un delito fiscal sería el jugador Diego Costa. Tras ser sancionado recientemente con ocho partidos en la Liga por el Comité de Competición, al delantero hispano-brasileño parece que le crecen los enanos.

La Agencia Tributaria ha interpuesto hoy mismo una denuncia contra Diego Costa. Se le acusa, presuntamente, de haber cometido un fraude que rondaría los 1,1 millones de euros con respecto a la tributación de sus derechos de imagen en el año 2014. Al parecer, habría ocultado los ingresos procedentes del contrato de patrocinio que firmó poco antes de ser traspasado al Chelsea con Adidas.

Según los datos de la inspección fiscal a la que se refieren las informaciones de El Mundo, Hacienda habría aceptado rebajar considerablemente la cantidad que le exigía al delantero en un principio, que rondaba los 2.000.000 de euros. No obstante, se ha remitido una denuncia contra el futbolista a la Fiscalía de Delitos Económicos, que decidirá ahora si interpone una querella contra el jugador.

Igual que ha ocurrido con otros jugadores, el supuesto delito del que se le acusa a Costa no tiene que ver con la tributación de los ingresos concernientes a su sueldo, sino con el dinero que ha percibido en concepto de derechos de imagen. El delantero rojiblanco ingresó en 2014 un montante de 800.000 euros por parte de Adidas que, al parecer, no llegó a declarar en en nuestro país. Alegando que su residencia fiscal no era España, sino Reino Unido. Sin embargo, Hacienda considera que el hispano-brasileño debía haber tributado la totalidad de ese dinero en nuestro país al haber residido los primeros seis meses de ese año en España.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here