Corrió como la pólvora. Zinedine Zidane nuevo entrenador del Real Madrid. Todos los medios de comunicación nacionales e internacionales se hicieron eco da la noticia. Se despejó la incógnita. Después de la eliminación de la Copa y de la Champion la situación era insostenible para Santiago Solari. Siempre se rompe la cuerda por el lado mas débil. Un tópico. ¿Y los jugadores? Intocables. Un clásico.

Florentino Pérez una vez más sorprendió a propios y extraños al llamar a Zidane para que se hiciera cargo del equipo inmediatamente. De hecho, hoy ha dirigido su primer entrenamiento. Ha sido un paréntesis muy corto. Apenas 10 meses desde que se marchó. Muchos pensarán,segundas partes nunca fueron buenas,en cambio otros dirán, que lo que funciona no hay que cambiarlo. Y 3 Champions consecutivas avalan esa afirmación.

Creo que se acierta con la vuelta de Zizou. Y lo digo porque conozco al personaje. Los jugadores de élite respetan al que ha sido «un grande» del fútbol. Nadie puede negar lo que ha sido Zidane como jugador. Conoce este juego como nadie. Se gana al vestuario por la confianza infinita que deposita en los jugadores. Su lema es «convencer» no «vencer». Su «librillo» como entrenador parte de la obsesión por la preparación física. Le da mucha importancia. Le viene de su estancia en Italia. En esa parcela es muy exigente. El vivió en sus carnes la exigencia y la intensidad de la Escuela Italiana. Siempre ha reconocido que creció mucho como jugador en su etapa en la Juventus. No le preocupa demasiado los planteamientos tácticos,si el orden y las ayudas constantes de un jugador a otro durante los partidos. La solidaridad en un deporte colectivo es la base del éxito.

Como sabe de la exigencia articular y muscular del fútbol al ser un deporte acíclico donde no se repiten los movimientos y ello conlleva esfuerzos descomunales, dosifica mucho al jugador. En su anterior etapa utilizo mucho la rotaciones. Actualmente al no haber partidos entre semana puede que las utilice menos. La seguridad con el balón es otra de sus prioridades. Esta muy encima del jugador para que no abandone su práctica, antes durante e incluso después de los entrenamientos. Siempre hay tiempo para mejorar. El mejor maestro es el ejemplo y en eso se esfuerza constantemente trasmitiendo tranquilidad y naturalidad en cualquier situación. En vestuarios de élite esta receta funciona siempre. El gran Ronaldo Nazario un día en una entrevista le preguntaron por Bobby Robson, entrenador en el Barcelona. «¿Que fue para ti Robson?», le preguntó el periodista. «Me relajaba», contestó Ronie.

Creo sinceramente que los madridistas a partir de ahora podemos dormir a pierna suelta. Al frente de nuestro equipo hay un gran tipo. Amén.

1 Comentario

  1. Sabios comentarios de San Martín que ha pasado gran parte de su vida profesional en el Real Madrid y 8 años 1er equipo. Seguro que de ahora en adelante vamos a tener una información profesional de la marcha del equipo como gran amante que es de la preparación fisica

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here