Aunque llegaron tarde al partido, los Saints jugarán contra Los Angeles Rams el partido por el titulo de la NFC. Nada más arrancar el encuentro, Brees recibió una intercepción y a partir de aquí surgieron los primeros problemas. Dos perfectos drives del equipo de Philadelphia pusieron por delante a los Eagles. Durante el primer cuarto, tanto la ofensiva visitante como la línea defensiva recordaron a los Eagles campeones del año pasado. Cox y Bennett fueron una pesadilla para Brees que se vio obligado a forzar errores por la excesiva presión que le impusieron los dos defensas de Philadelphia. 

Nada más arrancar el segundo cuarto, los Saints despertaron y su equipo demostró porque ha sido el seed 1 de la NFC. Drew Brees empezó a carburar y poco a poco fue encontrando el mejor nivel de su brazo. Gran parte del trabajo del quarterback de New Orleans fue sostenido por un gran Michael Thomas que constantemente estaba desmarcado. Kamara e Ingram fueron las alternativas en el juego de carrera. Además,, una de las mejores armas de las que dispone la franquicia de Nueva Orleans es Taysom Hill. El quarterback de Nueva Orleans, por llamarlo de alguna manera, es una navaja suiza. Aunque en la lista de jugadores de los Saints conste como quarterback, el jugador es capaz de correr, recibir, lanzar y si quiere hasta podría jugar con la línea defensiva.

Si Philadelphia consiguió empezar el primer cuarto con una ventaja de 14 puntos, los Eagles no consiguieron volver a anotar más en el partido. A partir de ahí, todo el protagonismo del juego ofensivo lo tuvieron los Saints. En el segundo cuarto lograron anotar diez puntos y no recibir ninguno. A la vuelta del descanso, y con el marcador a favor de los Eagles por 14-10, el equipo visitante dispuso de un drive que desperdició y no volvió a tocar la pelota en todo ese cuarto. Los Saints lograron el drive más largo de la temporada, estando con la posesión del balón casi 12 minutos del cuarto. Con penalizaciones de veinte yardas, pero solventadas con la conexión Brees-Thomas, los Saints lograron adelantarse en el marcador justo al final del cuarto.

El último tiempo del partido fue más de lo mismo: los Eagles a la desesperada, los Saints a controlar el reloj y Brees segundo a segundo acercando a su equipo a la final del campeonato nacional. Con la desesperación de ir por debajo en el marcador y con un línea defensiva que cada 4 minutos un jugador caía lesionado, las esperanzas del último campeón de la Superbowl se iba despidiendo de una temporada en la que fueron de más a menos.

Con el último encuentro de la ronda divisional de playoffs de la NFL ya resuelto, los Nueva Orleans Saints jugarán contra Los Angeles Rams el título de la NFC y el pase a la Superbowl LIII. Nueve años después de que Brees consiguiese hacer campeón a los New Orleans Saints, estos vuelven a tener la oportunidad de volver a la final de la NFL. La próxima semana sabremos si Brees es capaz de volver hacer grande a la ciudad de Nueva Orleans.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here