La Conferencia Oeste tiene un nivel de dificultad muy alto. Hay un equipo, los Golden State Warriors, con el que se bromea y se les denomina Monstars. Para el que lo desconozca, los Monstars fueron un grupo de alienígenas que llegaron al mundo de los Looney Tunes para retarles en un partido de baloncesto con una apuesta: Si ganaban ellos los personajes de los Looney Tunes tendrían que ser esclavos de los extraterrestres en su planeta; si perdían se marcharían.

Estos bichejos, pequeños y torpones, deciden robar el talento de cinco jugadores de la NBA (Charles Barkley, Patrick Ewing, Muggsy Bogues, Larry Johnson y Shawn Bradley). Los Looney Tunes, para contrarrestar el potencial de los Monstars, tuvieron que llamar a Michael Jordan. Algo parecido ha vuelto a pasar en la NBA.

Mientras los Golden State Warriors formaban ese equipo para someter a toda la conferencia Oeste, hubo otro que hizo bien sus deberes. Los Lakers, al igual que los Looney Tunes, tuvieron que hacerse con un jugador estratosférico para hacerles frente y contrataron a LeBron James con dos objetivos: volver a playoffs y darle al talento joven (Ingram, Kuzma y Ball) la poción mágica del Rey para convertirles en grandes jugadores.

Con este panorama llega LeBron a Los Ángeles. Primero tiene que hacer resurgir a una franquicia que históricamente es una de las mejores de la liga y que en las últimas temporadas no han pasado de las 30 victorias. Este verano el equipo se ha reforzado bien y al Rey le han rodeado de grandes jugadores como Rondo, Lance Sthepenson o JaVale McGee. Un equipo de veteranos y jóvenes que rodea a una estrella que les puede llevar a ser campeones de la NBA.

Cuando LeBron James llega a una franquicia la liga se transforma. En Miami Heat les llevó en su primera temporada a las 58 victorias, en Cavaliers a las 53 y a los Lakers seguramente les retorne a las grandes temporadas del 60% de las victorias. Muchos creen que este es el primer año de adaptación de James, porque la próxima campaña la agencia libre estará cargada de grandes jugadores y alguno recaerá en Los Ángeles. Pero me niego a creérmelo.

Pienso que los Lakers van a ser campeones. Tienen a LeBron James, el único que ha sido capaz de ganar prácticamente solo la Conferencia Este la temporada pasada. También tuvo en dos instantes de Las Finales a los Warriors derrotados (aunque la serie terminara 4-0) y tres de esos partidos los jugó con una mano rota.  Si en Hollywood ya se vendió una vez la historia de Jordan venciendo a los Monstar… ¿cómo no voy a vender Space Jam II cuando James ha llegado a la meca del cine?

  • Entrenador: Luke Walton (3ª temporada).
  • Jugador estrella: LeBron James.
  • Otros jugadores: Rondo, Kuzma, Ingram, Ball, McGee.
  • Balance 2017: 35 victorias y 47 derrotas, tercero en su división.
  • Objetivo 2018: Superar las 50 victorias y ser competitivos.
  • Pronóstico Luis Bustos: Campeón de la NBA.
  • Pronóstico Sergio Alberruche: Eliminado en Semifinales de la Conferencia Oeste .

4 Comentarios

  1. […] Por otro lado, se ha ‘retocado’ cuando uno de nuestros jugadores se encontraba enrachado y ha sido para bien, porque en lugar de experimentar una mejora temporal en todas las estadísticas ese incremento se produce en las que el jugador destaca, con lo que un gran tirador se convertirá en uno casi infalible durante un breve período de tiempo mientras que un gran defensor lo será aún más, pero no se convertirá instantáneamente en LeBron James. […]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here