Tampa Bay Buccaners empezará la temporada sin su quarterback titular. Jameis Winston se perderá los tres primeros partidos debido a una sanción por mala conducta. Mientras, la franquicia de Florida tendrá que recurrir a Ryan Fitzpatrick, que no lo hizo mal el año pasado cuando Winston se lesionó. Para recibir los pases de Fitzpatrick o de Winston, los Buccaneers tendrán a Jackson y a Mike Evans, dos receptores de más de 1.000 yardas por temporada. Adam Humphries, Cameron Brate y O.J. Howard también estarán en el cuerpo de receptores, quienes combinaron 12 pases de touchdown la temporada pasada.

El juego de carrera para Buccaneers tiene que mejorar bastante. Para ello, la franquicia de Florida ha drafteado al novato de segunda ronda Ronald Jones II. La temporada pasada en la USC, el RB promedió casi cuatro yardas por intento. La línea ofensiva cambiará algo con la incorporación del center Ryan Jensen llegado desde Baltimore. Ali Marpet será guard izquierdo y Caleb Benenoch guard derecho, pero también podría remplazar al tackle derecho Demar Dotson hasta que se recupere de su lesión.

En la defensa, la franquicia de Florida deberá mejorar bastante. La temporada pasada terminó el último en porcentaje de tercer down y capturas. Para ello, los de Florida han firmado al tackle Beau Allen, ex de los Eagles, y a Vinny Curry.  Además, en el número 12 del draft eligieron al tackle defensivo Vita Vea. Este último es una de sus mejores selecciones de los últimos años y en la liga se espera con bastantes ganas ver qué nivel puede llegar a dar este jugador.

Tampa Bay Buccaneers necesitan cambiar la historia de manera urgente. En los últimos años han terminado últimos en su división y, además, su último titulo en la NFC es de la temporada 2007. Esta tendencia tienen que cambiarla, pero lo van a tener bastante difícil con la situación de tener que jugar el primer mes de competición con su quarterback suplente. La cosa pinta mal para los de Florida: tienen uno de los calendarios más duros de la competición y el resto de líneas deberán adaptarse rápido porque, si no, su récord será peor que el de las últimas temporadas.

  • Entrenador: Dirk Koetter (4ª temporada).
  • Jugador estrella: Jameis Winston.
  • Otros jugadores determinantes: Vita Vea, Mike Evans, Ali Marpet.
  • Balance 2017: 5 victorias, 11 derrotas, último de su división.
  • Objetivo 2018: Regresar a los balances de victorias positivos.
  • El pronóstico de Luis Bustos: No alcanza los playoffs.
  • El pronóstico de Sergio Alberruche: No alcanza los playoffs.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here