En Benalmádena y Arona, se disputaban todos los años los torneos alevines de fútbol siete, LaLiga Promises de la actualidad. El campeonato tuvo dos ediciones que destacaron por encima de las demás, la de 2011 y la 2012. Esos dos años hubo un equipo que dominó claramente, el Atlético de Madrid. El conjunto colchonero contaba con los hermanos Obama.  

Ellos siempre fueron por delante de sus compañeros, ya que jugaban en una categoría superior a la que les correspondía. Su envidiable físico (1’70 con doce años) fue objeto de crítica por no aparentar la edad que tenían. Ese porte fue el que les permitió disputar la competición en dos ocasiones y haber ido por delante de sus compañeros hasta la etapa juvenil.

Siempre llevaron una simétrica progresión, pero es ahora Salomón quien se ha anticipado a su hermano. Mientras que el atacante ya está en la disciplina del filial y se ha ejercitado con Simeone, Federico (defensor) seguirá, en el último año de ambos como juveniles, en el Juvenil A.

El central siempre dejó claro su deseo de representar a Guinea Ecuatorial y ya fue convocado con la absoluta el año pasado. Sin embargo, en un principio, su hermano se decantó por España; parece que ha cambiado de opinión. Tras haber sido convocado en tres ocasiones por La Rojita, ha decidido revocar su decisión. Ahora los dos los que defenderán a su país natal y no al que llegaron con siete años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here