Queda sólo una semana. Lara Fernández, ‘PizzaPower’, ultima su preparación en busca del cinturón de campeona del mundo de K1 (categoría de 52 kilos) en el EnFusion Live que se celebrará el sábado 6 de octubre Pozuelo (Madrid). La luchadora toledana, aunque sevillana de adopción —y bética hasta la médula—, se subirá al ring frente a la francesa Lizzie Largilliere.

En las semanas previas al combate, Lara expresó un deseo: “Quiero subir al ring con la camiseta de Joaquín”. Y podrá hacerlo. Después del partido que jugaron los béticos contra el Athletic, el capitán verdiblanco le regaló su camiseta firmada. Dentro de una semana sabremos si el talismán ha surtido efecto.

El K1 es una derivación del kickboxing creada en 1993 en Japón y que combina diferentes modalidades de lucha y artes marciales como el muay thai, karate o taekwondo. Los combates se dividen en tres asaltos y está prohibido golpear con la cabeza o con el codo, asfixiar o morder, impactar en la garganta y arrojar al oponente fuera del ring. En principio, el resto de acciones de ataque no son sancionables.


1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here