Tras el fallecimiento de Santiago Bernabéu, se creó, un año después, el trofeo que honorificaría su nombre. El exjugador, entrenador y presidente blanco es el más laureado de la historia del Real Madrid. 35 años dirigiendo al equipo de Chamartín le dio para llevar al club a lo más alto, no solo de España, sino del mundo, y situarle en un pedestal. Dieciséis Ligas, seis Copas del Rey y seis Copas de Europa. Además de construirse el estadio que llevaría su nombre.

La XXXIX edición del Trofeo Santiago Bernabéu se disputa hoy frente al AC Milan. Equipo que, junto al Ajax y al Bayern de Munich, completaron el cuadro de la primera edición del torneo que se disputó en 1979 y en la que el Bayern se alzó con la victoria. Este año la presencia del equipo italiano también sirve para conmemorar el 60º aniversario de la final de la Copa de Europa que se disputó entre ambos el 28 de mayo de 1958 en el estadio Heysel de Bruselas. Victoria que suponía la tercera Copa de Europa para el Real Madrid. Además de hacerlo de manera consecutiva. El equipo blanco se hizo con la victoria gracias a los goles de Di Stéfano, Rial y Gento.

Desde que en 1984 se cambiara el formato a un único partido entre el anfitrión y un invitado, tan solo en las ediciones de 1986 y del 2002 se volvió a retomar el sistema original, siendo esta última por motivo del centenario del club. Año que disputaron el torneo Bayern (campeón), Liverpool, Milan y el propio Real Madrid. Destaca que en 2014 se diera la extraña condición de que no se pudiera realizar el trofeo por el apretado calendario del Madrid, que disputaba Supercopa de España y de Europa.

Ambos clubes son los más laureados de la historia de la Champions. El Real Madrid acaba de conseguir la 13ª por las siete que tiene en su haber el equipo dirigido por Genaro Gattuso. No es la primera vez que se enfrentan en este torneo: la visita del Milan es la quinta, venciendo en la edición de 1988 y de 1990. En esta ocasión los rossoneros contarán con el exmadridista Gonzalo Higuaín, de regreso a la que fue su casa durante siete años. Un reencuentro con una afición que le guarda un gran cariño por los 121 goles que consiguió vistiendo sus colores en 264 partidos.

El Bayern de Münich es el equipo con más victorias (a parte del Real Madrid), con tres triunfos, incluida la de la primera edición. Por lo que de ganar el AC Milan, conseguiría empatar con el conjunto germano. Algo que se antoja difícil, ya que el Real Madrid ha vencido en las doce últimas ediciones, el año pasado ante otro italiano, la Fiorentina. El equipo blanco posee 27 conquistas, siendo Emilio Butragueño el máximo artillero de la competición con ocho tantos. Completan el palmarés el Inter de Milán, en dos ocasiones, el Hamburgo, una, al igual que Dinamo de Kiev, Ajax y Pumas de México.

Desde que se iniciara el torneo, y siendo Juanito el primer jugador en anotar un gol, se han realizado numerosos encuentros más que significativos para homenajear de una curiosa forma determinadas fechas o jugadores. El encuentro de hoy, con el trasfondo de la tercera Copa de Europa madridista, solo es el último de otros grandes partidos. No en vano, las dos últimas ediciones han servido para hacer referencia a la primera Copa de Europa (año 2016, Stade Reims) y a la segunda (año 2017, Fiorentina) ganadas por el equipo blanco.

De los que torneos que más recordará el público del Bernabéu es el homenaje realizado al, por entonces, presidente de honor blanco, Alfredo Di Stefano. Los merengues invitaron en 2012 al Millonarios de Bogotá, equipo en el que jugó «La Saeta» antes de recalar en el Real Madrid, y al que se enfrentó en un partido que el veloz delantero rubio consiguió anotar dos goles. El partido acabó con la mayor goleada vista desde la inauguración del torneo: 8-0 en un encuentro en el que marcó en tres ocasiones el brasileño Kaká.

Un año después, el invitado de honor sería el Al Sadd qatarí, equipo en el que militaba Raúl González Blanco. El eterno capitán recibió el homenaje que durante tanto tiempo se había pedido en la casa blanca y el madrileño no pudo contener la alegría. Se dio la extraña condición de que el veterano delantero jugó una parte con cada uno de los equipos, marcando además de blanco. Una noche llena de euforia y sentimientos que el madridismo nunca olvidará. El partido acabó con 5-0 para los locales.

Asimismo, el trofeo Santiago Bernabéu, además de ser uno de los más antiguos, cada año sirve de presentación a la afición del plantel que defenderá el escudo blanco en esa temporada, y para que los madridistas disfruten recordando las viejas conquistas y a las estrellas que vistieron el blanco de un equipo con un pasado muy glorioso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here