Hoy se ha anunciado: Juan Carlos Navarro pone punto y final a una larga carrera donde no ha parado de cosechar éxitos. Con el F.C. Barcelona, 35 títulos. Con la Selección Española, otros tantos y, sobre todo, el más importante, el que ninguno de nosotros podemos olvidar: el Mundial de Japón 2006.

Hay que remontarse al 25 de julio de 1999. Ese día comenzó todo. La Selección Española se enfrentaba contra la todopoderosa Estados Unidos en la final del Mundial de Baloncesto Junior. Aquel día un joven Navarro consiguió deslumbrar y empezar a escribir su leyenda. En ese mismo torneo le enseñó al mundo una manera de encestar, un tiro desde abajo, saliendo el balón muy bombeado y encestando canasta. Bautizaron aquel tiro con el que más adelante se convertiría en su mote: “La Bomba”.

Navarro ha sido el jugador bandera del F.C. Barcelona, posiblemente el mejor jugador de toda su laureada historia. En la sección de baloncesto azulgrana, Navarro ha conseguido ser el máximo anotador del club catalán en la Liga ACB y en la Euroliga, con un total de 13.609 puntos. Fue en 1997 cuando dio el salto al primer equipo del Barcelona y, aunque tuvo una aventura corta por los Estados Unidos con los Grizzlies, finalmente volvió al equipo de su vida para acabar allí su carrera. 35 títulos, decíamos, entre ellos, ocho Ligas, siete Copas del Rey y dos Euroligas. En la temporada 2009/2010, incluso, logró ser el MVP de la máxima competición europea tras anotar 21 puntos, coger 5 rebotes y repartir 3 asistencias.

Su marcha a Memphis fue pasajera: tan sólo estuvo un año en la NBA. Aun así, allí también destacó bastante, porque talento nunca le faltó. En esa primera y única temporada, el escolta catalán consiguió anotar ocho de nueve triples, igualando el récord de la NBA de más triples anotados por un rookie en un partido. Asimismo, se convirtió en el tercer español en participar en un All-Star después de Pau Gasol y Garbajosa. Una gran temporada, con una media de 10,9 puntos, 2,6 rebotes y 2,2 asistencias por partido, que le sirvió para entrar en el segundo quinteto ideal de rookies de la temporada.

Pero su aventura americana fue corta y Navarro volvió a Barcelona para convertirse en el jugador mejor pagado de la Liga Endesa. Para continuar dando clases magistrales desde una cancha de baloncesto. Para dejar de ser un simple jugador de baloncesto y convertirse en una leyenda en el FC Barcelona, el club de sus sueños, al que seguirá vinculado al equipo tras su retirada.

Hoy se marcha uno de los más grandes. Hoy se retira Juan Carlos Navarro. Una bomba inolvidable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here