Garbiñe no revalidará su título en Cincinnati. Y no lo hará, porque no encuentra la forma de aferrarse a una regularidad que la afiance como una de las mejores tenistas del circuito. Muguruza no saltaba a la pista desde Wimbledon y es posible que, físicamente, echase en falta el rodaje. Renunció a jugar en San José y en Montreal a causa de molestias musculares, una serie de lesiones que ya se alarga demasiado.

A la española le volvió a fallar la concentración en un partido que tenía encarrilado en el primer set. Lo ganó sin despeinarse, pero fue de más a menos y comenzó a desinflarse. Surgieron las dudas y perdió el segundo, pudo haberse repuesto en el tercero, pero se hundió y renunció al cetro. Si le das tantas facilidades al rival, normalmente, no suelen perdonarte la vida. A veces, Garbiñe peca de inocencia.  La derrota cuesta doble, porque Garbiñe pierde 845 puntos (al haber sido campeona el año pasado) y saldrá del top-10 (es 12ª y podría bajar hasta el puesto 16) por primera desde hace casi 365 días. Tsurenko se enfrentará en octavos a la rusa Ekaterina Makarova, que venció a la francesa Alize Cornet por 6-2 y 6-0.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here