Tres semanas después de que se disputara el Rallye de Finlandia, en el que venció Ott Tänak, el Mundial regresa a escena con la celebración del Rallye de Alemania. Un evento que se disputa íntegramente sobre asfalto y en el que se podrá ver nuevamente correr a Dani Sordo. Además, esta es una de las pruebas más especiales para el cántabro y es que fue aquí donde logró su primera victoria en el Mundial. Cinco años han pasado ya desde aquel triunfo con Citroën, sin embargo, Dani Sordo sigue fuerte y tras el primer tramo rueda tercero. Tan solo 0,4 segundos por delante de él se sitúa Tänak, seguido de cerca por Kalle Rovanperä, mientras que por detrás hay hasta 30 equipos en menos de 6,5 segundos.


La jornada de hoy


Esta tarde comenzó el espectáculo en Alemania con la disputa del primer tramo cronometrado, Sankt Wendel. Tan solo 2,04 kilómetros contra el reloj en los que los equipos deleitaron a los aficionados que se acercaron hasta el centro de la población. En este tramo, el más veloz fue Tänak, quien llegó a Alemania todavía más crecido tras su victoria en Finlandia. El estonio marcó un tiempo de 2:11.2, mientras que Rovanperä solo fue una décima más lento y Sordo, cuatro. Tras ellos finalizaron los favoritos a llevarse el Mundial. Sin embargo, el actual líder, Thierry Neuville, paró el crono en un discreto duodécimo puesto, por lo que queda patente que el belga no arriesgó hoy.

Además, durante la mañana se celebró el Shakedown, un tramo en el que los equipos pusieron a punto sus monturas para la disputa del rallye. Este es un recorrido que, a pesar de no ser puntuable para el evento, los pilotos si que se aplican en él. Tras varios meetings seguidos en los que la superficie era de tierra, los cambios en la configuración del coche para adaptarlo al asfalto hicieron que fuese necesario contrastar que todo funcionaba correctamente.


El rallye


Hoy ya se corrió el primer tramo, aunque lo cierto es que el rallye de verdad comienza mañana. Con 6 tramos, 3 a doble pasada, la jornada se disputará entre viñedos, con recorridos angostos y llenos de curvas cerradas. La especial de Wadern-Weiskirchen será la que marque las diferencias durante el viernes.

Con 4 tramos a doble pasada, la del sábado será la jornada más dura del evento. Las espectaculares carreteras militares de Baumholder serán las que den inicio al día, sin embargo, el plato fuerte vendrá con los casi 100 kilómetros contra el reloj en Panzerplatte. Un recorrido habitual del rallye en el que se encontrarán múltiples tipos de superficies. Los equipos rodarán por dentro de un campo de entrenamiento militar en el que en el horizonte no verán más que tanques de guerra y escenarios bélicos en los que los soldados entrenan cada día.

Panzerplatte es uno de los tramos más temidos por pilotos y coches. En él se encontrarán con complicados giros, asfalto rápido, liso, áspero y roto. Además, los adoquines y los Hinkelsteins, unos muros bajos de hormigón que se usan para mantener a los tanques en la carretera, harán que el mínimo error se pague caro.

El domingo, con tres tramos, será más tranquilo. La especial de Grafschaft, con poco más de 29 kilómetros y con vistas al río Mosel, será un bonito desafío de resistencia y concentración para los equipos.


El Mundial


En Alemania participan las categorías WRC, WRC2 y WRC3, siendo la Junior la única que falta. Hasta esta prueba llega líder el piloto de Hyundai Thierry Neuville, quien suma 153 puntos. Sébastien Ogier es segundo con 132, 21 menos que el belga, y con 107 se sitúa Ott Tänak. Tras el Toyota del estonio va Esapekka Lappi, también con un coche de la firma nipona y sumando 70 puntos. Con 60 puntos y solo con cuatro de los ocho rallyes disputados esta temporada, firma un meritorio quinto puesto el español Sordo. Con 3 puntos menos que Dani se encuentra el otro de los Hyundai, el de Andreas Mikkelsen, quien a pesar de sus pobres resultados realiza el calendario completo en detrimento del cántabro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here