Óscar Cabedo (BH Burgos) vestirá virtualmente el primer maillot con que A LA CONTRA a quiere reconocer las historias de los últimos clasificados. Y la suya no es una historia cualquiera. Tiene 23 años, debuta como profesional y se estrena en la Vuelta. Su hermano Víctor tenía su misma edad cuando murió al ser atropellado por un coche en 2012; cuando falleció corría para el Euskaltel-Euskadi y ya había dado muestras de su enorme talento al ganar una etapa en la Vuelta a Asturias, ser quinto en la Klásica de Primavera y octavo en el campeonato de España. El ciclismo entero se conmovió con su pérdida.

A finales de ese mismo año, Óscar decidió ser ciclista por razones en las que no hace falta indagar. Su familia abrió una tienda de bicicletas y el ciclismo dejó ser la condena para convertirse en la salvación. Cinco años después del terrible accidente, Óscar Cabedo logró la victoria en la etapa reina de la Vuelta a León. Risueño y feliz por la victoria, no pudo completar la dedicatoria a su hermano; rompió a llorar.

Consagrado como uno de los mejores amateurs del pelotón nacional, Óscar pasó del Escribano Team al BH Burgos y con ese maillot se ha hecho profesional esta misma temporada. Damos por hecho que utilizó el prólogo para calentar las piernas (176º, a 1:42 de Dennis) y para guardar energías con vistas a las montañas que esperan. En ese terreno, sus 54 kilos deberían emerger para presentarse al mundo. Le falta experiencia, un detalle mínimo cuando te sobra todo lo demás.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here