Rafa Nadal ya está en cuartos de final del torneo de Wimbledon, algo que no conseguía desde hace siete años. El mallorquín venció al checo Jiri Vesely (93 del ránking) por 6-3, 6-3 y 6-4, y su próximo rival será el argentino Del Potro (4), que venció al francés Gilles Simon (53) por 7-6 (1), 7-6 (5) y 5-7 y 7-6 (5).

La victoria de Nadal fue más sencilla de lo previsto, dados los problemas que tuvo en años anteriores antes otros sacadores (Muller, Brown, Rosol…) porque al cañonero checo no le funcionó el saque. Inconsistente con el servicio y flojo de ánimo, Vesely no tiene tenis para inquietar al primer jugador del mundo, cada vez más acoplado a la hierba de Londres aunque no haya disputado ningún torneo de preparación después de Roland Garros.

 

Nadal, entretanto, sigue evolucionando en su juego. No ha perdido un solo set, ni siquiera ha concedido un tie-break. Cada vez gana más puntos con el servicio (nueve aces), cuestión fundamental para reducir el desgaste y acortar los partidos. Prueba de su confianza son sus subidas a la red y sus golpes ganadores (37 por 18 de su rival), especialmente brillantes cuando golpea con el revés cruzado.

La última vez que Rafa se clasificó para unos cuartos alcanzó también la final, cuando perdió contra Djokovic.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here