El Atlético de Madrid se ha hecho con los derechos de Gelson Martins para las próximas seis temporadas, una de las perlas de la cantera del Sporting de Lisboa. Fuerza, velocidad y desborde son las mejores virtudes del jugador a sus 23 años de edad. En la liga de Portugal ha jugado 92 partidos anotando 18 goles y repartiendo 23 asistencias. Será el decimocuarto jugador portugués que se pone la elástica rojiblanca en sus 115 años de historia.

El primero en llegar al club fue Mendoça, a finales de los años 50, el cual jugó 234 partidos, el portugués con más partidos en el equipo rojiblanco. Consiguió la primera Copa del Rey para el Atlético en la temporada 1959-60, y pasó a la historia por ser el jugador que marcó uno de los goles más importantes de la historia de la Liga. El Real Madrid en la temporada 1964/65 llegaba al derbi madrileño con la mejor racha de la historia: 8 años sin perder en liga (2.940 días, 121 partidos). Mendoça, el 7 de marzo de 1965, anotaba en el minuto 74 del partido el gol que daba la victoria al Atlético de Madrid y que terminaba con aquella espectacular racha.  Nueve temporadas en la capital de España, donde consiguió cuatro títulos: Liga, 2 Copas del Rey y la Recopa, el primer título europeo de los colchoneros.

Otro de lo más laureados en el Manzanares fue Paulo Futre. Seguramente en el Wanda Metropolitano preguntando por los aledaños del estadio una tarde de partido, la gente le conozca más que a Mendoça. Llegó en 1987, procedente del Oporto, donde ya era una estrella. Para la afición siempre será la leyenda que defendió al Atlético, que junto a Luis Aragonés le quitó una Copa del Rey al Real Madrid en el Santiago Bernabéu. En sus 215 partidos de rojiblanco, estuvo cerca de conseguir el primer balón de oro para la casa colchonera. Toda una leyenda que con 25 años lo apostó todo por jugar en el Atleti.

Tiago Mendes es el segundo portugués que más partidos ha jugado con la elástica colchonera. Tiene el privilegio de ser el luso más laureado a nivel de títulos en la casa rojiblanca. Pilar fundamental para el Cholo estas últimas temporadas. Aportó sacrificio, lucha, coraje, entrega… era todo lo que define el himno del Atlético de Madrid. Por estos motivos, esta manera de entender el fútbol, para el Cholo y para el club fueron una figura insustituible en el mediocampo rojiblanco.

Pero no todos los portugueses han triunfado en el césped del Calderón. Muchos atléticos han tenido que soportar como por su club pasaban «jóvenes promesas» que acabaron en fracasos. Pizzi llegó en 2011 como un «nuevo Cristiano», una promesa lusa que acabó sin minutos y marchándose años después por la puerta de atrás, sin pena ni gloria. Maniche, Ze Castro, Silvio, Costinha componen ese lado oscuro de jugadores que no consiguieron dejar huella en los aficionados atléticos.

Maniche dejó muy mala imagen en el club. El Atlético se vio obligado a rescindir su contrato por su falta de profesionalismo. Sus injustificadas asistencias a entrenamientos provocaron que el jugador llegase a estar sancionado con diez días de suspensión de sueldo. Costinha tampoco encajó en el equipo. Todos recuerdan aquel día en el Cerro del Espino, cuando soltó un puñetazo a Jacobo Ynclán, canterano por aquella época. Después de la acción, tuvo su particular careo con los aficionados que acudieron al entrenamiento.

Ahora la historia vuelve a llevar a un jugador luso al club rojiblanco. Gelson Martins tendrá dos caminos para elegir: el Olimpo luso-rojiblanco o el lado oscuro portugués.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here