A muchos jóvenes les costará recordar una plantilla del Real Madrid sin algún Balón de Oro entre sus integrantes. Desde el año 2000, con el fichaje de Figo, hasta la temporada pasada, con Cristiano Ronaldo, el equipo blanco ha contado durante estos últimos 18 años con al menos un ganador del prestigioso galardón en su plantilla.

Antes de la llegada del siglo XXI, Kopa y Di Stéfano eran los únicos afortunados en tener este galardón y haber jugado en el Real Madrid. Pero cuando Florentino Pérez llegó a la presidencia de la entidad madridista esta dinámica cambió. Figo fue su primer Balón de Oro. ¡Un bombazo! Porque se lo quitó al eterno rival, el F.C. Barcelona, y además ganó ese importante premio individual militando ya en el equipo blanco. Al año siguiente, la idea de Florentino Pérez fue la misma, personificada en un nombre: Zinedine Zidane. El crack francés llegó al Madrid por 75 millones y habiendo sido Balón de Oro en 1998.

Ronaldo, Owen, Cannavaro, Kaká y Cristiano son el resto de galardonados del Balón de Oro que han vestido la camiseta del Real Madrid. Todos ellos han sido fichajes de Florentino Pérez, para satisfacer una idea que siempre ha reflejado estando al mando del conjunto blanco: “Los mejores del mundo tienen que jugar en el Real Madrid”.  De ellos, Di Stéfano (1957), Kopa (1958), Figo (2000), Ronaldo (2002) y Cristiano (2013, 2014, 2016 y 2017) son los únicos futbolistas que han ganado el premio estando en el club blanco.

Pese a que a nivel comercial puede ser interesante tener en un mismo equipo a jugadores que hayan ganado este premio, a nivel futbolístico no asegura nada. En el año 2005, el Real Madrid contaba en su plantilla con cuatro galardonados del premio de la revista France Football (Ronaldo, Owen, Zidane y Figo). Sin embargo, esa temporada el conjunto blanco quedó segundo en Liga, a cuatro puntos del vencedor, el F.C. Barcelona. Mientras, el Valladolid, en la Copa del Rey, y la Juventus, en la Champions, privaron al Madrid en octavos de final de conseguir ambos títulos.

Haciendo un análisis global, cuando ha habido un premiado en la plantilla blanca, el Madrid ha conseguido un balance positivo en la Champions League (8 títulos). Pero las ligas y copas aparecen en números rojos: 22 competiciones ligueras han llegado sin tener un galardonado del premio, por 11 con Balón de Oro (y en Copa, 16 a 3). En cualquier caso, son unos números que podrían cambiar, ya que a principios de enero el Real Madrid podría volver a tener un Balón de Oro en su plantilla: Luka Modric. Al croata le avala el título de Copa de Europa, haber llegado a la final del Mundial y, además, haber sido elegido el mejor jugador del torneo.

Y es que, ya sin Cristiano, en enero sabremos si el Madrid sigue siendo o no el equipo de los Balones de Oro en el siglo XXI.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here