Para ir animando el cotarro, Neymar va batiendo marcas. Gracias a su golazo frente a Austria, ya es el tercer máximo goleador de la Canarinha con 55 goles, empatado con Romario. Brasil ha metido la quinta marcha para llegar a Rusia asustando, y Neymar encabeza la causa mostrándose estandarte y capitán. Ney volvió a la acción ante Croacia y dejó un gol como legado de un regreso esperadísimo. Pero es que ante Austria, puso a disposición de nuestras retinas un gol antológico con el que se postula, a él mismo y a Brasil, para levantar la Copa del Mundo en Moscú. Su descaro y su estado contagian al resto de sus compañeros, y a ellos tampoco les falta calidad para seguir hasta el final del mundo.


«Estoy muy contento de haber llegado a esta marca «Me siento bien por haber vuelto al campo, por marcar un gol, también por la marca. Estamos preparados. En una semana empieza todo», concluyó el delantero ante los medios después de la victoria de Brasil frente a Austria en Viena. Y es que Neymar, completamente recuperado de la lesión que le tuvo 3 meses en el dique seco, ya vela armas de cara a la gran cita que empieza en apenas unos días. Se le ve fresco, alegre, osado (como reza su lema) y concienciado de que Brasil necesita recuperarse del varapalo que sufrió en su Mundial haces ya cuatro años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here