“Si Lopetegui le necesita, estará frente a Portugal”. Esa es la meta. Y con ese firme propósito trabajan a conciencia los servicios médicos de España desde el momento en que Carvajal se incorporó a la concentración en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. Desde el pasado lunes, las expertas manos de los fisioterapeutas de la Selección tratan la lesión —rotura de músculo isquiotibial pierna derecha— que el lateral derecho del Real Madrid  sufrió en la final de Champions.

Recluido como un monje —no ha viajado con sus compañeros a Villarreal para el amistoso contra Suiza— Dani completa a diario un exhaustivo plan de trabajo que supervisa y ejecuta Pedro Chueca, fisio de cabecera de los futbolistas españoles. Tres sesiones (mañana, tarde, noche) de masaje son parte de un plan de choque enriquecido con las últimas tecnologías para acortar los plazos y lograr la recuperación perfecta.

Ya no hay lágrimas. Ahora Carvajal mira el calendario con esperanza. El 15 de junio arranca el camino de España en el Mundial de Rusia y no quiere faltar a la cita. En ese trabajo metódico, diario, de largas sesiones de recuperación, la tecnología de última generación ofrece el aporte extra. Hace unos días se pudo ver al futbolista aprovechando las ventajas de la crioterapia (sesiones a -188º para activar la circulación sanguínea). Pero no es sólo eso. Hay mucho más.

Según ha podido saber A LA CONTRA, Carvajal utiliza una herramienta de trabajo clave para los deportistas de alto rendimiento. Terapia de la NASA muy efectiva para reducir los tiempos de recuperación en las lesiones musculares. Es un sistema de camara de vacío (VacuSport) que genera presiones positivas y negativas para oxigenar los tejidos dañados y obtener mejoras a la hora de cicatrizar. Una forma de drenaje que se complementa con vendajes en un trabajo minucioso por parte de Chueca y su eficiente equipo de recuperadores (Juan Muro, Raúl Martínez, Fernando Galán y Sergio Ródenas).

Asimismo, Dani utiliza a diario otro método idóneo para mejorar la lesión con sesiones en cámara hiperbárica. En una hora de tratamiento consigue enormes avances en esta primera fase de cicatrización de su lesión y recuperación de los tejidos. Cristiano Ronaldo, Djokovic o Valentino Rossi la emplean hasta en sus casas para lograr mejoras en su rendimiento.

El último aporte lo ofrece la mesoterapia que se aplica a Carvajal en este completísimo plan de choque que genera avances sustanciales. En sesiones de media hora se activa la circulación con presión controlada para aportar un punto más de mejora en la recuperación de esa lesión similar a la que ya sufriera hace un año en la misma zona. El carácter metódico del jugador, su manera de ser y sus buenos hábitos de vida suman en un trabajo de muchos especialistas que harán posible el milagro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here